La pandemia del coronavirus tendrá un impacto directo en el crecimiento exponencial que estaba teniendo en los últimos meses el sector renovable en España.

Después de alcanzar mes a mes cifras récords en nueva capacidad instalada, el estado de alarma aprobado por el Gobierno para contener en la medida de lo posible la expansión del contagio supone un varapalo a esa frenética actividad.

Y es que según la Disposición Adicional Tercera del Real Decreto 463/2020, durante los próximos quince días se suspenden los plazos administrativos.

Esto supone la suspensión de términos y la interrupción de “los plazos para la tramitación de los procedimientos de las entidades del sector público. El cómputo de los plazos se reanudará en el momento en que pierda vigencia el presente real decreto o, en su caso, las prórrogas del mismo”.

Sólo se mantendrán aquellas medidas de ordenación e instrucción estrictamente necesarias para evitar perjuicios graves en los derechos e intereses del interesado en el procedimiento y siempre que este manifieste su conformidad.

La consecuencia directa para los parques fotovoltaicos y eólicos que están en proceso de construcción en España es que pueden verse paralizados o ralentizados.

«Efectivamente, cuando se requiera de un acto expreso para autorizar, tras aprobarse el estado de alarma, se retrasará» explica a este diario Daniel Pérez, responsable jurídico de la comercializadora Holaluz, «aunque si para continuar con la instalación solo basta con una comunicación previa, puede seguir adelante, porque no se requiere ninguna actuación municipal».

Sector renovable español

Pero «habría que ver si afecta a la subasta de 2016 que ahora se están conectando», añade el abogado experto en el sector energético.

Y no solo. De continuar con el estado de alarma, el gobierno podría tener muy difícil cumplir con su compromiso de llevar a cabo cinco actuaciones dentro de los primeros cien días tras declarar la emergencia climática a finales de enero, entre ellas, llevar al Parlamento la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, necesaria para la convocatoria de convocatoria de nuevas subastas renovables, además de otras normativas que el sector demanda que se aprueben lo antes posible.

«El estado de alarma también complica a los que tienen un punto de acceso y conexión que caduca a final de mes», señala Daniel Pérez, «y en cuanto a trámites parlamentarios, no hay nada escrito. Es una situación totalmente nueva, por lo que puede pasar cualquier cosa».

Sin que se apruebe la Ley de Cambio Climático, no se puede convocar nuevas subastas con otra metodología que no sea la que se empleó en la de 2016 y las dos de 2017, y si todo hubiera ido con los plazos previstos, podría estar la ley aprobada a finales de este año para que a primeros de 2021 se convocaran las primeras subastas.

Sin embargo, el COVID19 va a ralentizar la buena marcha del sector y a retrasar el cumplimiento de los objetivos de renovables en nuestro país, que pasan por llegar a 2030 con un 35% de renovables en el consumo de energía final y un 70% de generación renovable en el sector eléctrico, y con la meta final de un sistema eléctrico 100% renovable en 2050.

Construcción de nuevos parques ralentizada

La construcción de los nuevos parques también se verá afectada con la cuarentena. Por ejemplo, las grandes eléctricas han tomado medidas respecto a las obras de las nuevas instalaciones de renovables.

Por ejemplo, Naturgy ha paralizado la construcción en los proyectos que estaban ejecutando de eólica junto a Acciona, Endesa, aunque no lo pudo confirmar, tenía previsto también paralizar las obras por el riesgo que conlleva juntar a tantos trabajadores.

Iberdrola sí ha mantenido la construcción de sus instalaciones pero bajo los más estrictos protocolos sanitarios que han impuesto a sus trabajadores en su plan anticoronavirus.

De momento, el Gobierno no ha prohibido la actividad de la construcción bajo el Estado de alarma en el que está España entera desde el pasado sábado noche. Habrá empresas que sí seguirán su actividad y otras que preferirán pararlo. Lo que está claro es que los planes se han trastocado y que se va a ralentizar el nuevo boom renovable esperado para este año.

Fuente: Laura Ojea / El Periódico de la Energía,

Artículo de referencia: https://elperiodicodelaenergia.com/la-cuarentena-por-el-coronavirus-trastoca-los-planes-del-boom-renovable-en-espana/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de