La situación energética, medioambiental y económica que atraviesa España motiva la necesidad de abrir un debate energético donde participen los distintos agentes sociales para exponer las características de las diversas fuentes de energía que participan en el actual mix eléctrico de nuestro país, según indican CEOE y Foro Nuclear en una nota de prensa hecha pública tras el encuentro celebrado entre ambas organizaciones.

Tanto la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, CEOE, como Foro de la Industria Nuclear Española consideran que todas las energías son necesarias, incluida la nuclear, como ya señalaron CEOE y CEPYME en las recientes jornadas sobre energía organizadas por el Comité Económico y Social.

Tras el encuentro entre CEOE y Foro Nuclear, ambas organizaciones han insistido en la importancia que tiene que el debate se resuelva con rapidez debido al largo periodo que transcurre entre la toma de decisiones y la puesta en marcha de la nueva potencia de energía eléctrica.

Además, CEOE y Foro Nuclear han establecido una serie de puntos de encuentro y de debate, entre los que cabe citar que España es una isla eléctrica débilmente interconectada con los países vecinos y no cuenta con recursos naturales. Las importaciones energéticas alcanzan el 85 por ciento, una cifra superior a la de la Unión Europea, que llega al 50 por ciento; por lo que es muy vulnerable ante los movimientos del mercado. A esto se une que en España la demanda de electricidad ha crecido de forma acumulada un 65 por ciento en los últimos diez años, con ritmos de crecimiento anuales entorno al 4 por ciento.

Ante esta situación, es necesario un margen considerable de potencia que permita atender las puntas de demanda y los fallos de suministro de las fuentes que dependen de factores no controlables. La energía nuclear funciona las 24 horas todos los días del año y contribuye a disminuir la dependencia exterior.

Los constantes incrementos de demanda crean la necesidad de disponer de centrales que aporten gran cantidad de energía de forma fiable y estable, para garantizar el suministro en base y estar disponibles, especialmente, en los momentos de mayor demanda. Tal es el caso de las centrales nucleares españolas, que con un 8,5 por ciento de potencia instalada, consiguieron producir en 2007 el 18 popr ciento de la electricidad sin emitir gases de efecto invernadero a la atmósfera.

Es necesario incrementar las medidas de ahorro y eficiencia energética. No obstante, para cubrir la demanda eléctrica hay que construir centrales de carbón con captura y almacenamiento de emisiones. Sin olvidar, como parte importante, a las energías renovables y a las centrales nucleares con reactores avanzados.

Países como Francia, Finlandia o Reino Unido, conscientes de la importancia de poner freno a las emisiones contaminantes y a la excesiva dependencia de los productos energéticos, junto con la necesidad de garantizar el suministro eléctrico, apuestan abiertamente por la energía nuclear. En la Unión Europa, 15 de los 27 estados miembros cuentan con centrales nucleares, que producen el 30 por ciento de la electricidad. En todo el mundo hay en la actualidad 439 reactores nucleares y 35 más, 4 de ellos en la UE, se encuentran en construcción. En el último EUROBAROMETRO, publicado recientemente, se percibe un incremento en los resultados a favor del uso de la energía nuclear y España no es una excepción.

Para que en España se llegue al convencimiento de que la aportación de la energía nuclear es imprescindible, hay que establecer un debate energético global, abierto, serio y racional para estudiar e informar a la sociedad de las características y de los ‘pros’ y ‘contras’ de cada una de las fuentes de energía disponibles.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de