PIXABAY

El gobierno de Israel, ha aprobado una propuesta del ministro de Energía, Dr. Yuval Steinitz, para potenciar la producción de energía de fuentes renovables. Dicha propuesta pone especial énfasis en la energía solar. En 2030, el país producirá el 30% de su energía a partir de renovables, una fecha que se actualizará a finales de 2024.

El gobierno ha establecido un objetivo intermedio: pretende generar primero el 20% de la electricidad a partir de fuentes renovables para finales de 2025.

Steinitz ha explicado: “Establecer un nuevo objetivo del 30% de energía renovable es una verdadera revolución. Esto significa que, en la próxima década, tendremos que triplicar la construcción de nuevas instalaciones solares. Además, decidí que se daría prioridad a la construcción de centrales eléctricas vinculadas a la infraestructura y a la expansión de las estaciones existentes”.

Asimismo, afirmó: “Hacia el final del proceso, en unos siete años, Israel puede alcanzar el primer lugar del mundo en la cantidad de electricidad producida a partir de la energía solar. Esta es una continuación de la política que he estado liderando durante varios años de la transición del carbón, el petróleo y los combustibles contaminantes al gas natural y las energías renovables. Así, la contaminación atmosférica emitida por unas 20 centrales eléctricas en todo Israel disminuirá en unos pocos años en más del 90%; y nosotros, y nuestros hijos, respiraremos un aire más limpio y saludable”.

Recordemos que los Acuerdos de París, firmados por Israel en 2016, detallan un objetivo del 32% de la energía de fuentes renovables para 2030.

Beneficios de la propuesta

Se estima que la medida ahorrará a la economía israelí hasta 8.000 millones de NIS al año. Mientras, se prevé que el costo para la economía sea de entre el 2% y el 3% de la tarifa eléctrica. El plan tiene por objeto conducir a una futura reducción de los costos de la energía; y promover, al mismo tiempo, una economía energética fiable, eficiente y sostenible basada en la energía.

La decisión incluye medidas destinadas a hacer frente a los principales obstáculos que impiden el desarrollo de la energía renovable en Israel. Asimismo, dar prioridad a medidas complementarias como: la promoción del almacenamiento de energía; el estudio de formas de aumentar las inversiones públicas en investigación y desarrollo; la modificación de las prioridades de planificación; y la facilitación del uso de energía renovable.

Energía, pero de fuentes renovables

Mientras, el plan del ministro de Energía ha contado con el rechazo de la Ministra de Protección Ambiental de Israel, Gila Gamliel. Para ella, pone un énfasis problemático en el gas natural, mientras que establece un bajo nivel en comparación con otros países desarrollados.

En esa línea, aseguró: “En base a los datos y análisis realizados por los profesionales de mi ministerio, y con el fin de poner a Israel en línea con otros países avanzados de la OCDE, se debe establecer un objetivo del 40% para el 2030. Ya hoy en día, cerca del 50% de la producción de electricidad a partir de fuentes solares se puede lograr en las zonas desarrolladas”.

Además: “La verdadera importancia de esta decisión es la adopción de un objetivo del 70% de electricidad generada por gas, que es un combustible fósil contaminante. Esta es una falsa señal para la economía; socava la certeza que se requiere de los empresarios para pasar a una economía basada en la energía utilizando fuentes renovables no contaminantes”.

Finalmente argumentó: “El objetivo propuesto alienta enormes inversiones económicas en infraestructura de gas, en contraste con todos los esfuerzos realizados en Israel y en todo el mundo para reducir la dependencia de la producción de energía a partir de fuentes fósiles que contaminan y aumentan el cambio climático”.

El problema del gas natural

Como parte del plan, el ministerio de Energía asegura no tener la intención de aprobar nuevas autorizaciones para la construcción de centrales eléctricas de gas. A menos, que sea para la adición de nuevas unidades de producción, o para sustituir o mejorar una unidad existente.

Además, el Gobierno tiene previsto adelantar el examen de las restricciones a las exportaciones de gas natural en 2021. Con este fin, el equipo profesional convocará un examen periódico de las recomendaciones del comité para examinar la política del gobierno sobre el gas natural.

La fotovoltaica, actualmente, representa sólo el 3% de las necesidades energéticas del mundo, según un informe de la Agencia Internacional de la Energía (IEA). Eso, a pesar del crecimiento rápido de los últimos años.

Fuente: Noticias de Israel, Esther de Aragón / EnergyNews,

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/israel-energias-renovables-2030/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de