Ambientum asiste al desayuno informativo “El sector del petróleo ante un entorno energético en transición”

Nos encontramos en el inicio de un proceso de transición energética. Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), el 85% de la energía para el transporte procederá del petróleo en 2040, mientras que las nuevas fuentes no consiguen alcanzar un mayor peso en el sector del transporte debido a la gran versatilidad de los combustibles tradicionales. Los biocombustibles son por ahora la fuente alternativa con mayor penetración y crecimiento en el sector del transporte, con un consumo equivalente al 7% de la energía consumida en transporte.

Para atender el crecimiento de la demanda en 2040 se necesitarán 75 millones de barriles/día adicionales. El éxito de EEUU frente a Europa radica en los siguientes parámetros:

  • Las cuencas geológicas son extensas y de una profundidad tal que son rentables
  • Los derechos mineros son privados y están asociados a la propiedad del terreno
  • La administración apoya el desarrollo tecnológico y su financiación
  • La legislación ambiental es rígida pero pragmática (en la mayoría de estados)

En cuanto a la capacidad de refino mundial, se concentra principalmente en las regiones con mayor consumo de productos petrolíferos: Asia-Pacífico, Europa y Norteamérica. Entre 2009 y 2013 se cerró en el mundo una capacidad de refino obsoleta equivalente a 3´4 millones de barriles/día, un 48´8% en Europa Occidental. Para las previsiones de los próximos años se esperan nuevos cierres de refinerías obsoletas en Europa que tengan costes altos. Se espera un incremento de la capacidad de refino en 16 millones de barriles/día en 2040 y desplazamiento hacia los mercados emergentes como Asia y Oriente Medio.

Los flujos de crudo variarán significativamente en los próximos 5 años con un incremento de las exportaciones desde Oriente Medio hacia Asia y Europa acompañada de una reducción notable de las importaciones de EEUU. El declive de la producción de crudo en Europa y la reducción de la capacidad de refino instalada incrementará su vulnerabilidad y dependencia energética ante posibles crisis de suministro.

La dependencia energética europea actual respecto al petróleo es del 83%. Las importaciones de petróleo representarán el 92% del consumo en 2035, lo que sitúa a Europa entre las regiones más dependientes energéticamente. La concentración de importaciones de petróleo es muy elevada, ya que más de dos terceras partes proceden de Rusia, Libia, Nigeria, Arabia Saudí y Kazajistán. España cuenta con reservas de seguridad superiores a las exigidas y con unos aprovisionamientos muy diversificados.

Respecto a los precios del petróleo, el pacto para la reducción de la producción con una duración inicial de 6 meses podría durar otros 6 meses. Se ha dado un giro de 180º a la política acordada en Viena (27/11/2014) debido al enorme déficit que han generado los países OPEP (Organización de los países exportadores de petróleo). Arabia Saudí se ha comprometido a retirar cerca de 500.000 barriles/día, Irak 210.000 b/d, Emiratos Árabes 139.000 b/d, y Kuwait 131.000 b/d corren con la mayor parte del esfuerzo restante. 

El cumplimiento del acuerdo dependerá de la buena voluntad y confianza de las partes, lo que genera incertidumbre. Los países exentos de recortes pueden dar al traste con el recorte, dado que han anunciado aumentos de producción de 600.000 b/d, donde los productores de Shale Oil americanos serían los beneficiados. Los costes de producción son muy diferentes según el tipo de petróleo y el método de extracción. Los años 2015 y 2016 han experimentado los menores niveles de inversión y en 2017 la situación parece que no va a mejorar



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de