La emisión a la atmósfera de dióxido de carbono (CO2) procedente del uso de combustibles fósiles aumentó en el conjunto de la Unión Europea (UE) un 1,8% en 2017 respecto a 2016, según los datos provisionales publicados por la oficina comunitaria de estadística, Eurostat.

CO2

La lista de países en los que más creció la emisión de este gas que provoca en cambio climático esta liderada por Malta (+12,8%), Estonia (+11,3%), Bulgaria (+8,3%), España (7,4%) y Portugal (+7,3%).

Por contra, los países de la UE en los que se consiguieron mayores reducciones fueron Finlanda (-5,9%), Dinamarca (-5,8%), Reino Unido (-3,2), Irlanda (-2,8) y Bélgica (2,4%).

El CO2 contribuye significativamente al cambio climático

El servicio oficial de estadística de la Unión Europea ha destacado que “las emisiones de CO2 contribuyen significativamente al calentamiento global y representan alrededor del 80 % del total de emisiones de gases de efecto invernadero en la UE”.

La emisión de estos gases fluctua en función de las políticas ambientales y energéticas de cada país, aunque también están influenciadas por las condiciones meteorológicas y climáticas, el crecimiento económico o el movimiento demográfico, como recuerda Eurostat.

Evolución anual

La estadística sobre evolución anual de las emisiones es importante porque indica la tendencia de cada país y el conjunto de la Unión Europea pero no se debe recordar que los principales emisores de estos gases que cambian el clima son los países más industrializados del continente.

Así, las estadística reconocida por Eurostat indica que el total de las emisiones de dióxido de carbono de España representaron un 7,7% del total emitido en el conjunto de la UE, mientras que las emisiones de Alemania suponen el 23% del total, las del Reino Unido son el 11,2 %, Italia el 10,7% y Francia el 10 %.

Fuente: La Vanguardia,