Mariño y los Consistorios -Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Getafe, Móstoles, Parla y Torrejón de Ardoz- se mostraron de acuerdo en asumir, tal y como marca la normativa nacional y comunitaria, sus propias responsabilidades y competencias en el control de la calidad del aire.

Para ello Mariño ofreció la máxima colaboración de la Comunidad de Madrid, líneas de trabajo conjuntas y todo el soporte técnico que los Ayuntamiento necesiten. De esta manera la Comunidad da un impulso y un paso más en la mejora de la calidad del aire implicando a las grandes aglomeraciones urbanas de la región.

"La Comunidad de Madrid lleva 15 años trabajando de manera firme por la mejora de la calidad del aire, y hoy puede afirmarse que evoluciona favorablemente, y que los madrileños respiran un aire mucho más limpio que hace una década", ha señalado la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en un comunicado.

Así, han señalado que el NO2 se ha reducido un 50% en los últimos diez años, las partículas en suspensión PM10 han descendido un 35%, y el monóxido de carbono un 69, "y todo ello pese a haber aumentado el parque de vehículos un 25%".

Además, el departamento que dirige Ana Isabel Mariño ha aseverado que en 2010 la Comunidad de Madrid gozó de la mejor calidad del aire de los últimos quince años. "En lo que respecta al 2011, 9,9 de cada diez horas del año 2011 los madrileños pudieron respirar un aire de calidad en la región", ha añadido.

Para continuar consiguiendo estos objetivos, el Ejecutivo autonómico quiere potenciar la colaboración con los grandes municipios, dado que estas localidades "son también un foco importante de emisiones, y que éstos sumen sus propios planes de calidad del aire al esfuerzo realizado por la Comunidad de Madrid".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de