Nueva Delhi lleva varios días envuelta en una niebla tóxica

La quema ilegal de cultivos en los estados agrícolas que rodean a Nueva Delhi, los gases de escape de los vehículos en una ciudad con transporte público limitado y los remolinos de polvo de construcción han causado la crisis, como lo hacen año tras año.

"Rociar con agua es la única forma de reducir los peligrosos niveles de contaminación", dijo Shruti Bhardwaj, la máxima autoridad del Ministerio de Medio Ambiente a cargo de monitorear la calidad del aire. El gobierno está finalizando los planes para rociar el agua desde una altura de 100 metros, lo que no tendría precedentes, dijo, sin decir cuánto de la ciudad de 22 millones de personas sería cubierto.

La gruesa capa de aire gris y agentes contaminantes ha envuelto a Delhi durante los últimos días. Una medición de la embajada de EE. UU. de las partículas en el aire, llamadas PM 2.5, arrojó una lectura de 523 a las 9 a.m. del viernes. El límite del "buen aire" es de 50. Estas partículas de materia son aproximadamente 30 veces más finas que un cabello humano. Las PM 2.5 pueden inhalarse profundamente en los pulmones, causando ataques cardíacos, derrames cerebrales, cáncer de pulmón y enfermedades respiratorias.

El aire ha permanecido consistentemente en la categoría "peligrosa" o más allá de esos niveles, a pesar de una letanía de medidas gubernamentales: ordenar el cese de todas las actividades de construcción, restringir el movimiento vehicular y aumentar las tarifas de estacionamiento cuatro veces para empujar a los residentes a usar el transporte público.

Los camiones comerciales ahora están prohibidos en la ciudad a menos que transporten productos básicos esenciales y el departamento de transporte de Delhi ha vuelto a introducir un esquema "impar-par", según el cual los automóviles con placas que terminan en un número impar tienen permitido un día y un número par autos al día siguiente.

La capital china también introdujo este plan hace una década para luchar contra el tráfico y la contaminación, alcanzando un éxito a medias. El alto tribunal de Delhi emitió una orden el jueves sugiriendo al gobierno de la ciudad que considere la "siembra de nubes" para inducir la lluvia artificialmente, una práctica que también se usa en Beijing.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de