Este año habrá de cuatro a ocho tormentas en la cuenca del Atlántico con posibilidades de alcanzar categoría de huracán, de las cuales tres podrían convertirse en fenómenos de gran magnitud con vientos superiores a los 178 Km/h. Así lo anunció el viernes la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Su portavoz, Clare Nullis, indicó que los pronósticos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA), miembro de la OMM, apuntan a una temporada de huracanes casi normal en el Atlántico. Nullis explicó que durante esta temporada, que empieza el 1 de junio y dura seis meses, se esperan al menos 15 tormentas con vientos superiores a los 63 Km/h.

“Esto se compara con una temporada promedio que produce 12 tormentas. El año pasado fue muy activo, se produjeron 19 tormentas, de las cuales 9 se convirtieron en huracanes”, precisó la portavoz. Por su parte, la NOAA subrayó la importancia de estar preparados, aun cuando se prevé menor actividad este año, lo cual no indica que los fenómenos sean menos devastadores.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de