El Gobierno mexicano intentará reducir las emisiones de gases contaminantes en torno a un 15 por ciento e incrementar el comercio de emisiones de dióxido de carbono, según un plan anticipado ayer y que tratará de rebajar anualmente las expulsiones nocivas a la atmósfera entre 75 y 110 millones de toneladas cada año.

El ministro de Medio Ambiente, Juan Rafael Elvira, explicó que el plan arrancará el próximo febrero y podrían alcanzarse los objetivos en el año 2012, después de que el Gobierno transforme su industria energética y prime la de gas natural, mejore la eficiencia de la petrolera estatal y favorezca los vehículos menos contaminantes, entre otras iniciativas.

México es el decimocuarto país del mundo más contaminante y emita cada año alrededor de 650 millones de toneladas de dióxido de carbono. El ministro viajará esta semana a Polonia para participar en una cumbre con representantes de 190 países mediante la cual se pretende crear un fondo con el que ayudar a los estados pobres a sufragar los gastos de proyectos más ecológicos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de