La norma contra los vecinos ruidosos entra en vigor

Por A.G. Tras la aprobación en marzo de 2006 del  Código Técnico de la Edificación, el Consejo de Ministros ha aprobado mediante una orden ministerial, el Documento Básico de Protección Frente al Ruido que completa  a este Código. Hoy 24 de abril entra por fin en vigor la nueva normativa, que pretende mejorar la calidad de vida en los hogares protegiendo a las personas del ruido.

El texto legal,que se aplicará a los edificios nuevos, tanto a los destinados a viviendas, como a los de uso sanitario, docente, administrativo, sociocultural, etcétera, introduce elementos novedosos sobre materiales y técnicas de construcción para lograr edificios más libres de contaminación acústica.

Su aplicación, por tanto, pondrá fin a las molestias por ruidos generados tanto en el exterior como en el interior de las viviendas que actualmente padecen casi un tercio de los hogares españoles; molestias causantes de patologías como el trastorno del sueño, pérdida de atención y rendimiento, cambios de conducta, etc. y que pueden llegar incluso a causar riesgos para la salud y problemas de estrés.

Novedades del Documento

El principal objetivo de la nueva normativa es solucionar las carencias de la legislación actual vigente en cuanto a las condiciones acústicas de la edificación para reducir los riesgos y molestias provocados por el ruido a sus usuarios.

Las mejoras que introduce el CTE, que sustituye a la normativa de 1988 (NBE-CA), son notorias, pero destacan dos cambios fundamentales: "el nivel de ruido se medirá en la vivienda, no en un laboratorio y las exigencias de insonorización frente al ruido exterior dependerán de la zona en la que se ubique la casa, para garantizar los mismos niveles de silencio a todos los ciudadanos", explicó la ministra de Vivienda Beatriz Corredor.

En ese sentido, el Código establece objetivos de calidad acústica en el interior de los edificios según su uso (residencial, hospitalario, educativo o cultural).

Además, según el Real Decreto que desarrolla reglamentariamente la Ley estatal del ruido, se podrán conocer los niveles acústicos exteriores gracias a mapas de ruido que deberán realizarse.

Coste estimado

Se estima que la entrada en vigor del Documento Básico de Protección frente al ruido supondrá tan sólo un incremento medio del coste de construcción de entre un 0,33 y un 0,75%.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de