Las medidas de confinamiento social y las restricciones en la movilidad de las personas durante el estado de alarma han tenido un efecto realmente positivo sobre la contaminación del aire. Entre el 14 de marzo y el 30 de abril, los niveles de dióxido de nitrógeno se han reducido en un 58% de media en toda España.

Los datos sobre la reducción de la contaminación del aire han sido arrojados por el último estudio de Ecologistas en Acción, que ha puesto de manifiesto que se está dando una «reducción drástica» de todos los compuestos contaminantes en la atmósfera en las 26 ciudades españolas que han sido objeto de estudio.

Del mismo modo, el estudio también informe de la notable reducción de los niveles de partículas PM10 y PM25 y de los bajos niveles de ozono, que al principio de la primavera suelen ser bastante más altos sin diferenciar zonas rurales de urbanas.

Según comenta Miguel Ángel Ceballos, coordinador del informe, los datos “ratifican las conclusiones del informe referido a la segunda quincena de marzo” y ha adelantado que las medidas propuestas por la ONG para la desescalada apuntan a la necesidad de “no alejarnos totalmente de lo que hemos conseguido durante el estado de alarma”.

Datos históricos

Por otra parte, el informe recalca que estamos ante unos registros históricos. Los niveles de contaminación del aire son los más bajos en los meses de marzo y abril en la última década en absolutamente todas las ciudades analizadas y se mantienen muy por debajo de los valores recomendados por la OMS.

Aunque los datos no varían mucho entre los diferentes estados de alarma, si que se aprecia una caída de la contaminación del aire más pronunciada en el mes de abril, debido principalmente al tiempo especialmente lluvioso que ha tenido el mes.

Mejora de la contaminación del aire por zonas

La cornisa cantábrica es la zona en la que más latente se ha hecho la reducción de la contaminación, quizá por factores meteorológicos como las lluvias. Sin embargo, en el litoral mediterránneo esta reducción de la contaminación puede achacarse a la cancelación de  la temporada turística, según Miguel Ceballos.

Respecto a Madrid y Barcelona, ninguna estación de medición ha rebasado el valor límite interanual de dióxido de nitrógeno desde 2010.

Medidas para continuar en este camino

El informe de Ecologistas en Acción recomienda diversas medidas en vistas a las fases de desescalada para evitar que la vuelta a la actividad dispare de nuevo los niveles de contaminación del aire a niveles iguales o superiores a los anteriores al confinamiento.

Ceballos recuerda: «Diversos estudios apuntan a la influencia de la contaminación atmosférica crónica en la gravedad de las patologías respiratorias asociadas a la COVID-19. La idea es conseguir que el nivel de NO2 se sitúe durante la desescalada por debajo del límite legal, que incumplen de manera sistemática ciudades como Madrid, Barcelona, Murcia, Valencia o Bilbao”.

Para ello, la organización cree que la movilidad del próximo escenario de relajación de las medidas de confinamiento debe estar acompañadas de una racionalización de la movilidad urbana, impulsando los desplazamientos en bicicleta, a pie y en transporte público y reduciendo el límite de velocidad en las ciudades.

Fuente: Javier López de Benito / EnergyNews,

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/contaminacion-del-aire-espana/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de