El consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, anunció ayer que el Gobierno regional instalará medidores de gases y partículas en aquellas empresas que todavía no cuenten con ellos y que posteriormente se transferirá el coste de la instalación a dichas empresas.

Martín realizó estas declaraciones al ser preguntado por los periodistas durante su visita a las Marismas de Alday, donde consideró que ya ha pasado el tiempo "suficiente" para que las empresas hayan instalado las estaciones de medición de contaminación atmosférica. "Ya no podemos esperar más para aplicar los requisitos que se les imponen en las Autorizaciones Ambientales Integradas", apostilló.

"Creo que desde abril que se emitieron las autorizaciones medioambientales han pasado los meses adecuados para que estas instalaciones se hayan ya construido. Como en muchos casos no ha sido así, va a ser la Administración la que dé el paso adelante y luego transfiera el coste a las empresas", explicó.

En este sentido, el consejero reconoció que están teniendo "ciertos problemas" para conseguir que las empresas coloquen estos medidores, aunque señaló que la Administración ya los ha instalado para medir la calidad de las aguas que vierten las empresas situadas en la cuenca del Besaya, como por ejemplo Firestone, Sniace, Solvay o Axa.

Asimismo, Martín señaló que ha estado en contacto con el Ayuntamiento de Camargo para colocar "de forma inmediata" una unidad móvil del CIMA para hacer mediciones en tiempo real de las partículas emitidas en distintas zonas del perímetro de la fábrica.

Además, el consejero destacó que el Ayuntamiento colocará por su parte una cámara de infrarrojos para controlar las emisiones nocturnas.

Para Martín, la instalación de estos medidores tendría que hacerse a expensas de la propia empresa, ya que "el que genera el problema debe ser el que aporte los medios para que la administración le controle".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de