Las capitales de Asia encabezan el ranking de las ciudades más contaminadas del planeta. Las 50 urbes con un aire más sucio están en este continente: 26 en India (más de la mitad), 13 en China, 6 en Pakistán, 3 en Indonesia, 1 en Bangladesh y 1 en Mongolia. Así lo indica el Informe Mundial de la Calidad del Aire 2019 de la organización IQAir, que recoge datos de 3.000 ciudades.

El estudio evalúa la polución por partículas ultrafinas (hasta un diámetro de 2,5 micras, PM2,5), producidas por los focos contaminantes en industrias, calefacciones, vehículos, sector agrario y demás. Catorce de las 15 capitales de estado más sucias del planeta están en Asia; y, en el extremo contrario, entre las diez capitales más limpias se encuentran tres de Escandinavia, la de Estonia y la de Islandia.

Ciudades

Sólo 6 de las 355 ciudades incluidas en las regiones del sur de Asia, sudeste de Asia y oeste de Asia (menos del 2%) cumplen los límites de la Organización Mundial de la Salid (OMS) de 10 microg/m3. Teniendo en cuenta el factor de la ­población, Bangladesh es la nación más contaminada por exposición a las partí­culas PM2,5. Le siguen Pakistán, Mon­golia, Afganistán e India.

Bosnia-Herzegovina ocupa la primera posición de Europa en la lista de ciudades más contaminadas (14º del mundo), China va en el lugar undécimo y España sale muy bien parada, el situarse en el lugar 82º entre los 98 países evaluados. El informe se centra en las concentraciones de las partículas PM2.5, el contaminante más dañino para la salud humana.

Al ser partículas microscópicas, entran en el torrente sanguíneo a través del sistema respiratorio y viajan por todo el cuerpo, lo cual provoca numerosos efectos en la salud (incluidos asma, cáncer de pulmón y enfermedades cardiacas). Las concentraciones de PM2,5 muestran niveles muy desiguales.

Mientras en India alcanzan valores medios superiores a 150 microg/m3, en el norte de Europa, Australia y norte de Canadá se sitúan entre 7 y 8 microg/m3. En el 2019, las ciudades chinas lograron una disminución promedio del 9% en los niveles de PM2,5; pero aun así el 98% de ellas excedieron las recomendaciones de la OMS.

China

En la última década, Pekín ha reducido su contaminación a la mitad y este año salió del ranking de las 200 ciudades más contaminadas. “En Wuhan hicimos un estudio en el 2006 y la media anual de este contaminante alcanzaba 112 microg/m3. Actualmente no se superan los 50 microg/m3. Se han aplicado muchas mejoras en industria, calefacciones y parque de vehículos”, dice Xavier Querol, profesor de investigación del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA/CSIC).

Aunque China está dando un gran impulso a las fuentes renovables, “todavía registra aproximadamente la mitad del consumo mundial de carbón, y plantea continuar su expansión de nuevas plantas térmicas de carbón”, alerta el estudio de IQAir.

En este país, las emisiones de los vehículos son todavía un gran factor de contaminación. Mientras tanto, las áreas del norte de China, frecuentemente expuestas a la contaminación por las tormentas de polvo, pueden sufrir en el futuro nuevos sucesos de este tipo cada vez intensos a causa del aumento de temperaturas, los procesos de desertificación y la intensificación de los patrones de viento por el calentamiento.

La mitad de las 50 ciudades más contaminadas del mundo están en India

Las ciudades de India, de promedio, superan el objetivo de la OMS (para PM2,5) en un 500%. La mitad de las 50 ciudades más contaminadas del mundo están en India. Ninguna ciudad de este país incluida en este informe cumplió en el 2019 con el objetivo de exposición anual a la contaminación de la OMS.

No obstante, la contaminación atmosférica nacional disminuyó en un 20% de 2018 a 2019 y el 98% de las ciudades experimentan mejoras. El país todavía tiene un control relativamente limitado de la calidad del aire, y muchas comunidades y ciudades muy pobladas sin acceso a información en tiempo real.

Por su parte, Corea del Sur fue el país de la OCDE más contaminado por PM2,5, y los niveles de calidad del aire en sus grandes urbes se han mantenido relativamente estancadas.

En España, la polución por partículas ultrafinas ha mejorado entre los años 2000 y 2010 (período en el que se ha pasado de entre 25 y 35 microg/m3 de media anual en las ciudades a niveles de 8-20 microg/m3 en la mayor parte de las zonas urbanas).

Madrid, según el informe, está por debajo del tope de la OMS (9 microg/m3). Sin embargo, desde el 2013, en Barcelona y su área metropolitana los niveles se han mantenido constantes entre 13 y 18 microg/m3. Se rebasa, pues, el listón de la OMS, pero no el de las más permisivas directivas europeas (25 microg/m3).

Reacciones de gases en atmósfera

En las ciudades, el 70% del contenido de las partículas PM2,5 está constituido por materia originada a partir de reacciones de gases en atmósfera. Por eso, para reducir sus niveles “tenemos que disminuir las emisiones de los contaminantes gaseosos, como amoniaco, óxidos de nitrógeno y compuestos orgánicos volátiles”, pero no solo en el transporte, la industria y otras actividades urbanas, señala Xavier Querol.

”Tenemos que reducir los contaminantes del amoniaco de la agricultura y ganadería, extremadamente elevados en Catalunya, Aragón y Murcia según recientes medidas satélite de la Agencia Espacial Europea”, señala Querol. “La quema de biomasa doméstica en calderas no certificadas como de bajas emisiones hace que en algunas poblaciones rurales de España los niveles de PM2,5 sean más elevados que en zonas urbanas”, remata este especialista.

Querol propone que las calderas y las instalaciones de biomasa (quema de leña) tengan certificados de bajas emisiones. La contaminación del aire, causante de siete millones de muertes prematuras al año, se ha asociado al riesgo de bajo peso al nacer, aumento de infecciones respiratorias agudas e ictus.

El 92% de la población mundial respira un aire tóxico para los estándares de la OMS mientras que se estima que en los países en vías de desarrollo el 98% de los niños de menos de cinco años respiran aire insano.

29% de todas las muertes

La contaminación del aire en todo el mundo causa el 29% de todas las muertes y enfermedades por cáncer de pulmón, el 17% de todas las muertes y enfermedades por infección aguda de las vías respiratorias inferiores y el 24% de todas las muertes por accidente cerebrovascular.

La Agencia Europea de Medio Ambiente (octubre del 2019) cifró en 374.000 el número de muertes prematuras anuales en el 2017 en la UE por causa de las partículas PM2.5, a las que hay que añadir otras 68.000 atribuidas al NO2.

Fuente: ANTONIO CERRILLO / LA VANGUARDIA,

Artículo de referencia: https://www.lavanguardia.com/natural/20200302/473884232002/asia-polucion-50-ciudades-pekin-oms.html,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de