Así lo ha manifestado la directora general de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural, Guillermina Yanguas, durante la inauguración de una Jornada Técnica sobre Mapas Estratégicos de Ruido, organizada por el MAGRAMA en colaboración con el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX), y que ha contado con más de un centenar de participantes.

En su intervención, Yanguas ha reiterado que el ruido ambiental en el entorno urbano es en la actualidad la forma de contaminación que “más directamente afecta a los ciudadanos”, por lo que ha abogado por reforzar la toma de conciencia colectiva para combatirlo.

Ha subrayado que, junto a esta colaboración, también se precisa “una decidida implicación de las administraciones competentes, mediante la aplicación rigurosa de la legislación y la puesta en marcha con eficacia de los instrumentos de evaluación y gestión del ruido ambiental establecidos”.

Ha concluido que los futuros planes de acción de contaminación acústica, que se elaborarán una vez concluyan los mapas estratégicos del ruido, “son los que pueden, a través de las medidas que contengan, hacer frente a los problemas de ruido ambiental a los que están expuestos los ciudadanos”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de