El presidente chino, Xi Jinping, prometió este martes en la Asamblea de Naciones Unidas, celebrada de modo virtual por la pandemia, un plan para alcanzar en el año 2060 la neutralidad de carbono, es decir, que para esa fecha la cantidad de emisiones no superará las que se absorberán a través de los sumideros (por ejemplo, los bosques).

De ese modo, el impacto sería cero, neutro. Xi, que intervino mediante un mensaje grabado, aseguró que el gigante asiático, primer emisor de gases invernadero del mundo, llevará a cabo una “revolución verde” y apuntó que las emisiones de dióxido habrán llegado a su pico antes del final de esta década.

“La humanidad no puede seguir permitiéndose ignorar las repetidas advertencias de la naturaleza y seguir adentrándose en la vía de extraer recursos sin invertir en la conservación”, dijo el dirigente chino apenas unos minutos después de recibir un tremendo rapapolvo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que en otro discurso grabado echó en cara la huella contaminante de la potencia emergente.

Aunque no ha habido una concreción, el anuncio realizado este martes por Xi resulta de calado porque pone fecha para el fin de las emisiones del país que más gases de efecto invernadero expulsa a la atmósfera. Desde el mundo científico y desde la ONU se lleva años pidiendo a los países firmantes del Acuerdo de París que se comprometan a acabar con esas emisiones para mediados de este siglo como forma de lograr que el calentamiento se quede dentro de los límites menos catastróficos.

Neutralidad de carbono

Los Estados más ambiciosos en la lucha contra el cambio climático se han marcado el año 2050 para llegar a esa neutralidad climática, a la que se puede llegar con cero emisiones o a través de la neutralidad de carbono. Varios miembros de la Unión Europea, entre ellos España, y la propia Comisión Europea ya han mostrado su compromiso ante Naciones Unidas para alcanzar ese objetivo de neutralidad en 2050.

China, sin embargo, siempre se ha resistido a que se le incluya en estas negociaciones climáticas en el bloque de países desarrollados, los principales causantes hasta la pasada década del calentamiento. Esa es una de las razones por las que el presidente chino ha asegurado que su país llegará a esa neutralidad “antes de 2060” y no en 2050.

Además, el mandatario chino también ha reafirmado que su país se compromete a alcanzar su techo de emisiones máximo para “antes 2030”. Hasta ahora, el Ejecutivo del gigante asiático mantenía que el techo se alcanzaría en 2030. Pero ese “antes de 2030” anunciado ahora se alinea con lo que muchos analistas sostienen: que el país asiático llegará a ese máximo de emisiones a mediados de esta década.

Señal importante

“Es una señal extremadamente importante”, ha valorado a través de un comunicado Helen Mountford, miembro del World Resources Institute. Aunque esta especialista ha admitido que “el diablo estará en los detalles”, en referencia a cómo se articulará la promesa del Gobierno chino.

En cualquier caso, es la primera vez que este país (responsable de aproximadamente el 25% de las emisiones globales de efecto invernadero) pone sobre la mesa una fecha para acabar llegar a la neutralidad de carbono. El otro gran emisor mundial, EE UU, de momento no está en esta lucha. Pero el aspirante demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, ya ha dejado claro que, si gana las elecciones, su país se comprometerá a llegar a la neutralidad de carbono en 2050 como muy tarde.

Fuente: AMANDA MARS / MANUEL PLANELLES / EL PAÍS,

Artículo de referencia: https://elpais.com/sociedad/2020-09-22/china-promete-en-la-onu-un-plan-para-alcanzar-la-neutralidad-del-carbono-en-2060.html,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de