Modelo de urbanismo sostenible

La directora general de Urbanismo y Ordenación del Territorio, Eulalia Moreno, ha ofrecido una ponencia con ocasión de la 3ª Conferencia Hábitat III que se desarrolla en Quito, y que celebra la Asamblea de Naciones Unidas cada 20 años.

Esta conferencia ha sido moderada por Ángel Calle, director de la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AEXCID) de la Junta de Extremadura, y en ella ha colaborado José María Ezquiaga, representante del colegio de arquitectos de España y redactor de las directrices de Ordenación del territorio de Extremadura.

La Junta de Extremadura, coordinada por la AEXCID , ha sido invitada a participar en estos actos por su decidido compromiso con la nueva "Agenda Urbana", que será el documento que se apruebe definitivamente en esta asamblea y por su colaboración y aportaciones durante las acciones preparatorias que se han celebrado en España a lo largo de éste y el pasado año.

El documento está compuesto por 175 puntos que van a ser debatidos durante estos días. "Extremadura: De la escala Territorial a la humana" es el título de una ponencia que se ha centrado en los grandes retos a los que se enfrenta nuestra comunidad en el horizonte 2030, haciendo un recorrido explicativo de las políticas de planificación de la Junta de Extremadura que a su vez están expuestas en el stand de la Junta en este encuentro.

Moreno ha expuesto los trabajos que se llevan a cabo en cuanto a las directrices de Ordenación Territorial, los Planes Territoriales y los municipales, para "coser" y poner en valor el potencial de una comunidad, que aunque con alta dispersión rural, resulta sostenible gracias a las políticas llevadas a cabo durante años para fijar la población al territorio.

Además, Moreno ha explicado cómo se están llevando a cabo desde la Junta de Extremadura políticas como haber incluido en el nuevo decreto de la Comisión de Urbanismo a un experto en cohesión social, para garantizar la igualdad de oportunidades en el planeamiento, así como representantes de intereses sociales con el objetivo de dotar de mayor participación ciudadana a los desarrollos urbanísticos y territoriales. Medidas como la titularidad compartida, para fijar población femenina en las áreas rurales o la economía verde circular, han servido de ejemplo a los asistentes de cómo ejecutar políticas para lograr los objetivos que se están trabajando en esta cumbre.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de