El Tereftlato de polietileno o PET, es un tipo de plástico utilizado mayormente en los envases de bebidas, especialmente en las botellas de agua o refrescos. Pero estos elementos cotidianos, esconden otro uso aprovechable al que, en Tochy and Pochy, han sabido sacarle partido.

Y es que pueden convertirse, entre otras cosas, en fibra de poliéster reciclado, la materia prima utilizada en la confección de tejidos de ropa.

Así, movidos por un imparable espíritu ecológico y con el ánimo de contribuir a la mejora de nuestro espacio vital utilizando la moda como vehículo principal, su joven compañía ha apostado por una confección respetuosa, noble y contemporánea, que dota de entidad a las prendas confeccionadas.

Tochy and Pochy no es solamente una compañía que diseña bonitas prendas, pretenden crear un estilo de vida que permita hacer que el consumidor desarrolle un sentimiento de bienestar y felicidad cuando nos viste.

1 kg de tejido requiere 35 botellas de plástico PET. Cada botella de plástico generada con este material, tarda 700 años en degradarse. Y por lo tanto, el daño que puede realizar durante ese periodo de tiempo en la atmósfera, aunque es mucho menor que el que ocasionan otros residuos, podría resultar irreparable.

Dicho esto, les gusta pensar que su cortavientos no es solo un anorak más, es una manera de restar años de daño al planeta tierra y de poner así nuestro granito de arena en forma de moda, para conseguir un entorno mejor para todos.

Os dejamos alguna información adicional más sobre el Tereftlato de Polietileno (PET)

  • Es totalmente reciclable, exactamente igual que otros materiales tradicionales, y seguro de manipular en el hogar. El año 2016 se recuperaron el 73,7% de los botellas puestas en el mercado, según el sistema de medida empleado por el resto de materiales de envases, sobrepasando ampliamente el objetivo de recuperación del 55% marcado por la UE y la Legislación española para los plásticos. Esta eficiencia esta al mismo nivel que los materiales con los que compite.
  • El PET es valorizable energéticamente no emitiendo óxidos de azufre, nitrógeno o cloro. No contiene ninguno de estos elementos en su composición.
  • El PET cumple con todos los requisitos legales que establecen las normativas nacionales e internacionales que le afecta. Esta autorizado su uso en todos los países del mundo.

Fuente: Tochy and Pochy,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de