Un original planteamiento que propone una estructura geométrica en forma de orquídea y numerosas ideas para garantizar la eficiencia energética del conjunto, son las principales características del trabajo ganador de la segunda edición del "Premio Edificación Sostenible", convocado por la Universidad de Alicante y Grupo Marjal. "La casa coqueta" es el título del proyecto que presentaron los alumnos Irina del Olmo Leung, Jorge Bermejo Pascual y Jaime Gomis Martínez, que ayer recibieron su merecido premio en un acto que se celebró en el Museo de la Universidad de Alicante (MUA).

El trabajo de estos tres estudiantes de Arquitectura y Arquitectura Técnica sugiere crear un residencial con viviendas de 1 a 2 dormitorios, elevadas sobre el suelo y con vistas al entorno. Los espacios comunes dispondrían de SPA y baños termales, piscina, solarium, jardines e, incluso, un invernadero. Los ganadores incluyen en su diseño infinidad de soluciones ecológicas para conseguir que el residencial sea respetuoso con el medio ambiente.

El jurado del certamen no valoró únicamente el original y vanguardista diseño de la propuesta, sino que evaluó muy positivamente los cuatro apartados que estos futuros arquitectos proponen para garantizar la sostenibilidad del proyecto. En primer lugar, destaca el efectivo sistema para el abastecimiento de agua, que incluye recogida de aguas pluviales con técnicas de filtrado y depósitos para su posterior utilización en la refrigeración, el riego y la calefacción.

En segundo lugar, se plantean fórmulas para la regulación de la temperatura basadas en el arbolado exterior y en el propio diseño arquitectónico de la construcción, que proporciona ventilación cruzada y reducción de las temperaturas gracias a la instalación de pérgolas exteriores, entre otras. El tercer apartado de "La casa coqueta" en lo que a sostenibilidad se refiere se centra en el uso de las energías alternativas. En este caso se propone la instalación de placas fotovoltaicas y térmicas, paneles fototérmicos y suelo radiante.

Por último, Irina del Olmo Leung, Jorge Bermejo Pascual y Jaime Gomis Martínez proyectan en su trabajo una serie de sistemas ecológicos, entre los que destacan un sistema de cimentación que sustituye el cemento por una base de neumáticos aprisionados con gravilla, la utilización de hormigón vegetal, la instalación de una maya para la captación de agua de neblinas, plantaciones de caña para el tratamiento natural de aguas residuales, o un compostador doméstico para los residentes que transformaría los desechos orgánicos en abono natural.

El acto de entrega del II Premio Edificación Sostenible contó ayer con la presencia del rector de la Universidad de Alicante, Ignacio Jiménez Raneda; la primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Alicante, Sonia Castedo; y el director General de Grupo Marjal, Francisco Gómez. Además, el prestigioso arquitecto Felipe Pich Aguilera, autor, entre otros, del edificio Telefónica Móviles, conocido por la utilización de los últimos referentes tecnológicos y bioclimáticos, dictó la conferencia "Arquitectura, naturaleza e industria".

Además del primer premio, el jurado entregó un accésit y cinco menciones de honor. La segunda edición de este concurso reunió 24 trabajos, en los que los estudiantes plantean soluciones para la construcción de un conjunto residencial de 15 viviendas que debía tener como característica principal integrar de forma equilibrada la arquitectura en el entorno uniendo los conceptos de respeto por el medio ambiente, sostenibilidad y funcionalidad de las viviendas.

Los proyectos presentados al certamen se exponen en el Museo de la Universidad de Alicante. Cada trabajo consta de una explicación de los diferentes sistemas utilizados para diseñar los edificios y hacer de ellos un lugar más ecológico al ahorrar energía o reciclar recursos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de