Ramos, en rueda de prensa en Bilbao, ha detallado el alcance de esta reforma en el País Vasco, en donde hay 3.356 ocupaciones en dominio público marítimo- Terrestre, y, del total de ocupaciones en dominio público, hay 636 viviendas (con 2.544 ocupantes). En zona de servidumbre de protección hay 7.286 viviendas más (con 29.144 residentes).

Ha explicado que, con esta reforma, el Gobierno ha reaccionado ante un “problemasocial”, ya que de las 40.000 ocupaciones actuales que se encuentran en dominiopúblico marítimo-terrestre (ribera del mar y de las playas), casi un 90 por ciento seencuentra en una situación irregular.

Además, ha subrayado que esta Ley tiene como primer objetivo la protección medioambiental de la costa y que prohíbe nuevas edificaciones en el litoral, tanto en dominio público marítimo-terrestre, como en su zona adyacente de servidumbre de protección. También prohíbe cualquier incremento de lo ya edificado, ha precisado Federico Ramos. 
El secretario de Estado ha subrayado la importancia de esta reforma de la Ley de Costas, ya que “la legislación medioambiental debe dar respuesta a la realidad sobre la que vivimos” y ha defendido su “extraordinario rigor”.
 
En este sentido, Federico Ramos ha concluido que con este nuevo marco jurídico “hemos demostrado que es compatible proteger los derechos de las personas y el litoral”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de