Ha sido durante la presentación, junto con el Secretario General de la  Federación Agroalimentaria de Comisiones Obreras, Jesús Villar, de los avances conseguidos en el proyecto piloto de la Red Rural Nacional TREDAR que, financiado por el Ministerio, desarrolla la Federación.

Nieto ha explicado como la orientación de este proyecto, titulado “dinamización psicosocial de trabajadoras eventuales y discontinuas del medio agro-rural, en el entorno de espacios naturales protegidos” está dirigida a incentivar y fomentar la diversificación de actividades de las mujeres, avanzando en igualdad y conciliación de a vida laborar y familiar, así como a mejorar su calidad de vida.

“Los objetivos del proyecto están basados en la mejora de a capacidad de acción y el liderazgo de las mujeres, a través de la formación y el empleo, donde los espacios naturales protegidos aparecen como nuevas oportunidades de emprendimiento asociativo y negocio, ante situaciones de discontinuidad laboral”, ha señalado la Directora General.

En esta línea, ha explicado que en este proyecto TREDAR, realizado prácticamente en municipios costeros, uno de los ejes de su desarrollo ha sido la dinamización de los grupos en torno a la puesta en valor de los recursos naturales, junto a iniciativas de autoempleo agroalimentario y turístico.

Nieto ha indicado que los proyectos piloto tienen temática libre que deciden sus promotores, “pero el fin último es conseguir resultados concretos y perdurables en el tiempo, que repercutan en el conjunto del territorio donde se aplican, con vocación de pervivencia y con el objetivo de mejora de las condiciones de vida de la población”.

Por esta razón, la Directora General ha planteado que los proyectos deben elegir siempre temáticas que respondan a las necesidades de los territorios y de sus habitantes, “de forma que la mejora de servicios, los planes de igualdad o la  promoción de la formación y el autoempleo, sean vías que tengan respuesta en el territorio y en el entorno donde se desarrollen”.

Proyecto piloto TREDAR

Este proyecto piloto, destinado a dinamizar territorios con empleo temporal y con espacios naturales protegidos, ofreciendo a las mujeres oportunidades ligadas al mismo, ha sido promovido por la Federación Agroalimentaria de CCOO, contando con una subvención de 468.164 euros.

Iniciado en 2010, con cuatro años de duración, se ha realizado en seis Comunidades Autónomas como Andalucía, Cantabria, Murcia, País Vasco, Navarra y Extremadura y en el han participado cerca de 25 municipios, con actividades como los huertos sociales, miniagricultura, formación para el empleo, tutorías o aprovechamiento de bioresiduos para compostaje.

Los proyectos piloto son cofinanciados al 50% por FEADER. Actualmente están vigentes 101 proyectos y las subvenciones concedidas desde 2009 a 2011 fue de 43.781.400 euros.

El objetivo de estas líneas de ayudas ha sido fomentar la realización de experiencias innovadoras que contribuyan a la diversificación económica, a la mejora de la calidad de vida y al desarrollo sostenible del medio rural, aprovechando las oportunidades que ofrece este último por su carácter multifuncional.

Los resultados de estos proyectos abarcan varios sectores y ámbitos y en este caso las mujeres, han sido las protagonistas en la mayoría de las actuaciones.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de