El Govern de las Illes Balears ha presentado  el borrador del futuro impuesto del turismo sostenible, que permitirá preservar el territorio y el paisaje y reinvertir en un turismo mejor, basado en la calidad y la sostenibilidad. 

La presidenta de las Illes Balears, Francina Armengol; el vicepresidente del Govern y conseller de Innovación, Investigación y Turismo, Biel Barceló, y la consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera, han expuesto los detalles del nuevo tributo en la capilla del Consolat de Mar.

Armengol ha destacado que "se necesitan recursos para invertir en el destino y conseguir una mayor sostenibilidad y calidad del producto". 

Por otra parte, la presidenta ha anunciado que se abrirá un periodo de debate sobre el nuevo impuesto y, en este sentido, ha remarcado que el Govern "es consciente de que el turismo es el principal motor de nuestra economía y por este motivo queremos que el borrador que presentamos hoy sea objeto de debate por parte del sector y la sociedad en general".

Por su parte, el vicepresidente Barceló ha recordado que ya hay tributos parecidos en muchos lugares del mundo, especialmente por toda Europa, y ha añadido que “el impuesto del turismo sostenible parte de la concepción de que nuestros visitantes deben colaborar en el mantenimiento de nuestras infraestructuras de todo tipo. "Las personas que nos visitan nos ayudarán a preservar este paraíso que es nuestro archipiélago, lo que contribuirá a que valoren todavía más su experiencia turística”.

Además, Barceló ha remarcado: “Yo tengo una absoluta confianza en la fortaleza de nuestro sector turístico. Y estoy convencido de que buena parte del sector es consciente de la necesidad y la conveniencia de instaurar un impuesto para reinvertir en el producto turístico, que nos permitirá, a la larga, mejorar nuestra competitividad. Los fondos que se recauden supondrán un impulso a un nuevo modelo turístico: un modelo sostenible desde el punto de vista económico, social y medioambiental. Por ello, este Govern apuesta decididamente por un turismo sostenible y de calidad como palanca de progreso de un país moderno, justo e innovador”.

Finalmente, la consellera Cladera ha destacado que el nuevo impuesto se empezará a aplicar en seguida que se haya aprobado el reglamento: “Intentaremos que el impuesto del turismo sostenible se pueda cobrar tan pronto como permita el trámite”. 

Asimismo, ha reconocido que lo pagarán tanto visitantes como residentes que se alojen en los establecimientos previstos: 

“Lo pagará todo el mundo, porque las leyes impiden excluir a los residentes del pago”. Sin embargo, ha afirmado que el Govern estudiará la manera de que los familiares de enfermos de Menorca, Ibiza o Formentera que se desplacen a Mallorca por motivos sanitarios queden exentos o se les pueda bonificar el importe del tributo.

El nuevo impuesto del turismo sostenible será un tributo directo y propio de las Illes Balears, con carácter finalista. Gravará las estancias en alojamientos turísticos, en viviendas que se comercializan turísticamente y en embarcaciones de crucero. El borrador que se ha presentado hoy es un documento abierto, cuyo objetivo es abrir el debate público con el sector turístico, los agentes sociales y económicos, los representantes de los grupos parlamentarios y la sociedad en general. El Govern prevé aprobar el proyecto de ley del nuevo tributo a lo largo de las próximas semanas, de manera que se pueda tramitar y aprobar en el Parlamento durante el primer semestre de 2016.

Con respecto a la cuota tributaria, el impuesto distinguirá entre temporada alta y baja: durante la temporada baja la cuota tributaria será un 50% menor, para favorecer la prolongación de la temporada. También se distinguirá entre categorías: los turistas que se alojen en hoteles y apartamentos de mayor categoría pagarán más.

La cuota oscilará entre un mínimo de 25 céntimos (albergues, refugios, hostales o pensiones, en temporada baja) y un máximo de 2 euros (hoteles de 5 estrellas o apartamentos turísticos de 4 llaves en temporada alta).

En hoteles de 4 estrellas y 3 estrellas superior se cobrará 1,5 euros en temporada alta y 75 céntimos en temporada baja; y en hoteles de 3 estrellas e inferiores se cobrará 1 euro en temporada alta y 50 céntimos en temporada baja.

Los menores de 14 años estarán exentos de pagar el tributo.

Por ejemplo, una familia de dos adultos y dos menores de 14 años que se alojen en un hotel de 3 estrellas durante 8 noches (estancia media) en temporada alta pagaría, en total, 16 euros. Esto supone un 0,9 % del gasto total (según datos estadísticos de 2014). Si el alojamiento es en un hotel de 4 estrellas, la misma familia pagaría 25 euros, un 1,4 % del gasto total.

El borrador del impuesto del turismo sostenible prevé la creación de una comisión de impulso del turismo sostenible que estará integrada, como mínimo, por representantes de las consejerías competentes en materia de turismo, de hacienda, de economía y de medio ambiente, y por representantes de los consejos insulares, de los ayuntamientos, de los agentes sociales y económicos, y de las entidades que se determinen, particularmente las de carácter medioambiental.

Esta comisión será la encargada de evaluar los proyectos en los que se invertirán los recursos recaudados con el nuevo tributo, que integrarán el Fondo para el Impulso del Turismo Sostenible. 

El Govern prevé recaudar anualmente entre 50 y 80 millones de euros

Estos recursos se destinarán a las siguientes finalidades:

  1. Protección, preservación y recuperación del medio natural, rural y marino.
  2. Mejora de la calidad y la competitividad del sector turístico, fomento de la desestacionalización, creación de producto turístico y promoción turística.
  3.  Desarrollo de infraestructuras relacionadas con el turismo sostenible.
  4. Recuperación y rehabilitación del patrimonio histórico y cultural.
  5.  Impulso de proyectos de investigación científica, desarrollo e innovación tecnológica (R+D+I) que contribuyan a la diversificación económica o relacionados con el ámbito turístico.
  6. Mejora de la formación y la calidad del empleo del sector turístico.


Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de