La crisis generada por la pandemia de coronavirus representa el fin de un mundo insostenible en el tiempo y una oportunidad para la transición hacia un nuevo modelo productivo en el que las inversiones imprescindibles para la recuperación deberían dirigirse a la economía y el empleo verde.

“Para España esta reconstrucción significa una oportunidad porque va a traer inversiones multimillonarias que se deben dedicar a facilitar el cambio de modelo productivo”, ha declarado a EFEverde Joaquín Nieto, director de la Oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Su opinión la comparten partidos políticos, ecologistas, organizaciones sociales y sindicales y se basa en que la transición económica forzada por la crisis del coronavirus ha de aprovecharse para la transformación económica hacia un modelo productivo de verde y justo.

Entre los resultados más significativos del cambio de modelo económico estaría la creación de empleo verde, puestos de trabajo que mejoren el entorno social mejorado el entorno natural, que utilicen energías limpias, ahorren en consumo y materias primas, reduzcan los  desechos y la contaminación y protejan la biodiversidad y los ecosistemas.

Hacia una economía más sostenible

Para el coportavoz de Equo Florent Marcellesi en ese modelo los sectores productivos deben comprometerse a orientar sus actividades hacia una economía “mas saludable y sostenible” ya que, ha asegurado, se abre un “nuevo mundo” en el que habrá más posibilidades de empleo pues “los sectores verdes crean mas trabajo que las economías sucias”.

Los empleos verdes, según Marcellesi, “son el futuro, donde tenemos que invertir los fondos de recuperación de la reconstrucción” y como ejemplo ha afirmado que la agricultura ecológica crea un 30% mas de trabajo que la agricultura industrial  o que la micromovilidad (bicicleta, patines y otros transportes públicos “limpios”) o compartir el vehículo privado “generarían un 20% mas de empleo adicional” que el  sistema actual.

Según datos de la OIT, a finales del año pasado la economía verde era responsable de más de medio millón de empleos en España, que representan el 2,5% de la ocupación total, una cifra que se podría triplicar en los próximos diez años si se acometen las inversiones suficientes que requiere la lucha contra el cambio climático.

El espíritu del “Green New Deal”

Además, si se adoptara en la Unión Europea el Green New Deal -un programa de economía circular para la conversión de residuos en recursos y la transición hacia una economía de cero emisiones-  el “efecto palanca” que produciría en la generación de empleo “elevaría al millón los puestos de trabajo creados en los próximos diez años”, afirman desde la Organización Internacional del Trabajo.

Esa reconstrucción económica y medioambiental, en su opinión, necesitaría apoyarse en la creación de empleo de calidad en todos los sectores y en especial en las actividades relacionadas con la economía circular, entre las cuales ha citado como ejemplos la reutilización de residuos o la modificación de sistema eléctrico para que llegue a ser 100% renovable.

Más de tres millones de empleo verde

Según Caballero, la transición energética “facilitaría la creación de 130.000 nuevos empleos y atraería 100.000 millones de euros de inversiones para España” y ha destacado que el modelo “verde” de desarrollo que propone Greenpeace para convertir a España “en 100% renovable” generaría más de tres millones de puestos de trabajo hasta el año 2030. 

Una transformación que siempre debería de hacerse de manera “justa” y en esto coinciden organizaciones, sindicatos, ecologistas y hasta el Gobierno, pues para todos la premisa ineludible es que la recuperación hacia un nuevo modelo de economía “verde” no debe dejar a nadie atrás, sobre todo a los más vulnerables.

Fuente: EFE VERDE,

Artículo de referencia: https://www.efeverde.com/noticias/la-remontada-de-la-crisis-una-oportunidad-para-la-economia-y-el-empleo-verde/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de