Esta iniciativa se desarrollará a lo largo de de 24 meses y está financiada por  fondos FEDER con más de un millón de euros, con la intención de cambiar el concepto contaminante asociado a las áreas industriales por otro concepto de áreas industriales ecológicas. Estos modelos permitirán incrementar el uso de energías renovables, disminuir consumos energéticos y reducir emisiones de CO2 en áreas industriales.

Esta iniciativa, “aporta un valor añadido en la innovación, tanto en el ámbito de la universidad como para la sociedad y para la economía, que es lo que necesitamos ahora mismo en España”, según considera Pilar Molinero, directora general de Energía y Minas del Gobierno de Aragón, ha destacado que este proyecto.

Por su parte, David Chinarro, coordinador técnico del proyecto, considera que la importancia de Optimagrid estriba en que “en los próximos años probablemente la forma de entender la gestión de la energía y el consumo va a ser diferente y nosotros nos estamos adelantando”. Chinarro apunta que “actualmente se están realizando estudios que afirman que todo el territorio se puede cubrir con microrredes complementadas con una troncal de cierta potencia”. En este sentido, “es importante conocer las posibilidades que tenemos con la micro red en el ámbito industrial para que sea uno de los protagonistas de la conservación del medio natural”.

En la práctica, dentro de un área industrial, este proyecto serviría para condicionar aquellos consumos que pueden ser gestionables (es decir, actuar sobre ellos o decidir cuándo realizar ese consumo) a la existencia de recursos renovables, como podrían ser los consumos de la planta depuradora y la recarga de vehículos eléctricos.

Además, Optimagrid se podría reflejar en la adaptación de patrones de consumos de una industria química, cuyos mayores consumos se producen por la noche, cuando el precio de la electricidad es más barato, para que dichos consumos se realizaran durante el día contando con el apoyo de una instalación fotovoltaica.

Optimagrid se enmarca dentro de la segunda convocatoria de Proyectos de Cooperación Territorial del Espacio Sudoeste Europeo 2007-2013 (Interreg SUDOE), en la que sólo se aprobaron 28 de las 223 propuestas presentadas.

Los socios en el desarrollo de este proyecto son Fundación para el Desarrollo de las Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón; Ecole d´Ingénieur Ecole Supérieure des Technologies Industrielles Avancées (ESTIA) ESTIA RECHERCE (Francia); Universidade Técnica de Lisboa Instituto Superior Técnico RGESD Research Group on Energy and Sustainable Development (Portugal); Centro Nacional de Energías Renovables (CENER); Fundación CIRCE (Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos); Asociación de Investigación y Cooperación Industrial de Andalucía (AICIA) Grupo de Termotecnia; Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación de Alicante Departamento de Medio Ambiente.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de