Según el acuerdo, el Gobierno de Navarra subvencionará con 160.000 euros (120.000 a Foresna-Zurgaia y 40.000 a Ademan) una serie de actividades consideradas de interés público, como la asistencia técnica y la formación de los propietarios e industrias forestales, las acciones de divulgación que fomenten el uso de la madera; y la explotación ordenada y certificada de los recursos, para garantizar así un aprovechamiento sostenible de la masa forestal de Navarra.

La firma de estos convenios se enmarca dentro del Plan de Acción para el Fomento del Sector Forestal, lanzado en 2009 por el Ejecutivo foral con el objetivo de impulsar el consumo de madera y mantener el empleo del sector y la inversión en los bosques, actividad con la que se relacionan cerca de 400 empresas, que emplean a alrededor de 5.000 personas.

Navarra, líder nacional en certificación forestal

Este convenio supone otro paso en el trabajo del Gobierno de Navarra para promover la certificación de sostenibilidad de sus bosques. Esta gestión ha situado a esta comunidad a la cabeza de España y en los primeros puestos europeos, superando a Francia y situándose al nivel de Alemania.

El 40% de la superficie forestal de Navarra está certificada frente al 6% de media en el resto de España.

Así, el 84% de la madera de esta región que se consume lleva el certificado de gestión sostenible PEFC (Programme for the Endorsement of Forest Certification), que garantiza que todas las fases en el ciclo de la madera -desde el mantenimiento del árbol en el bosque hasta el momento de su venta- se han realizado de forma sostenible.

La certificación ha resultado ser una herramienta comercial importante para vender madera en un momento en el que el sector pasa por una de sus mayores crisis debido al descenso de la construcción y a los desastres naturales que han multiplicado la oferta de madera y han reducido su precio.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de