El consejero de Presidencia, Manuel Campos, y el delegado general de “la Caixa” en Murcia y Alicante, Víctor Guardiola, suscribieron hoy un convenio de colaboración que tendrá “un impacto medioambiental y social positivo” en la Región, dado que “responde a los intereses de la sociedad y garantiza un alto grado de protección al valor ecológico de los espacios naturales del territorio regional”, según Campos.

El plan de acción medioambiental pondrá el acento en aquellas acciones vinculadas con la reducción de emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, el fomento de la utilización de energías renovables y el impulso de acciones de conservación y gestión de la biodiversidad que favorezcan un desarrollo sostenible.

Con el objetivo de conservar el patrimonio natural, se realizarán actuaciones de mejora de los hábitats forestales y prevención de incendios, mantenimiento de hábitats de interés, mejora de los espacios fluviales, humedales y formaciones de ribera y restauración de áreas degradadas, preservación de la biodiversidad y mejora de la conectividad ecológica y paisajística.

Atención a las personas desfavorecidas

Asimismo, se trata de “dar una oportunidad laboral a personas desfavorecidas que están atravesando una situación difícil con actividades que nos permitan avanzar en la dirección de la protección y sostenibilidad ambiental” resaltó el consejero Manuel Campos.

De este modo, el convenio dará prioridad a la ocupación de colectivos especialmente frágiles y personas en situación o riesgo de exclusión laboral o social, como discapacitados, mujeres en situación extrema o inmigrantes.

El acuerdo, con una inversión de 350.000 euros aportados por la entidad financiera, da continuidad a los planes de acción y a los buenos resultados obtenidos desde hace seis años de esta línea de colaboración. En ese período se han destinado 6,2 millones de euros a 64 proyectos medioambientales en espacios naturales de la Comunidad, que han posibilitado la inserción de 136 personas en situación desfavorecida.

Inserción de 40 personas

En los dos últimos años, este convenio entre la Consejería de Presidencia y la Obra Social “la Caixa” ha permitido insertar a 40 personas en riesgo de exclusión a través de la ejecución de ocho proyectos en espacios naturales de la Comunidad.

Una de las piedras angulares de estos proyectos fue la de dar respuesta a las necesidades del entorno natural afectado por los incendios forestales. Para ello, se han llevado a cabo proyectos de mejora de la cubierta vegetal de la superficie afectada por los incendios ocasionados en Moratalla y en la Sierra del Molino, en Calasparra, y otros proyectos de reforestación y restauración ecológica de las zonas quemadas en el monte Puntales de Sánchez en el Parque Regional Sierra de la Pila, en Fortuna, y el monte Umbría y Solana del Cabezo del Asno, en Cieza.

Además, se ha realizado un proyecto de restauración vegetal en la zona calcinada por el incendio de Portmán-Atamaría y Peña del Águila, que afectó el pasado año a los términos municipales de La Unión y Cartagena.

La recuperación del ciprés de Cartagena (tetraclinis articulata) y otras especies vegetales protegidas en el Parque Regional de Calblanque, Monte de las Cenizas y Peña del Águila, de Cartagena, y la recuperación de encinares en bosques mixtos de montes públicos de la Sierra de la Torrecilla, en Lorca, completan el programa de acción medioambiental, que también ha dedicado un esfuerzo importante a promover la preservación de los espacios protegidos coincidiendo con la conmemoración del 20 aniversario de los Espacios Naturales Protegidos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de