Así lo ha detallado Ramos durante su participación en la mesa de trabajo de alto nivel sobre Empleo y Biodiversidad, en la XI Reunión de las Partes del Convenio de Naciones Unidas sobre Diversidad Biológica que se celebra en Hyderabad (La India), y a la que asisten representantes de más de 160 países.

El Secretario de Estado ha explicado que la “generación de empleo es uno de los principales objetivos de España y de su Gobierno, y debemos potenciar las iniciativas ligadas a la “economía verde”, porque cuentan con la dualidad de que contribuyen tanto a conservar la biodiversidad como a crear nuevas y necesarias oportunidades laborales”.

A juicio de Ramos, esta generación de empleo “va en la buena dirección” y es particularmente relevante en nuestros días. “Ofrece una posibilidad de relanzar la economía e incrementar la competitividad, la promoción y la creación de un empleo cualificado y, además, con un reducido impacto ambiental”, ha apuntado.

Esta ascendente importancia internacional de la “economía verde” se puede incrementar –ha explicado el Secretario de Estado– en un país como España, “la nación con mayor diversidad en especies de Europa”. Esta biodiversidad, “básica para el bienestar de los ciudadanos”, es también una nueva oportunidad de creación de empleos.

Ejemplos de economía verde

“Los trabajos medioambientalmente sostenibles están basados en la innovación, en el restablecimiento y protección de los ecosistemas y sistemas naturales, en la conservación de la biodiversidad –por ejemplo en los numerosos parques naturales existentes en España–, en la producción de alimentación de calidad y agricultura orgánica, o en el ecoturismo”, ha desgranado Ramos.

En concreto, el Secretario de Estado ha hecho partícipe a los asistentes a la mesa de trabajo con algunos de los principales ejemplos de “economía verde” que se desarrollan actualmente en España, como la protección de las zonas y especies de la red Natura 2000 que impulsa el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, con una inversión total, cofinanciada por Europa, de 97 millones de euros que impulsarán 121 proyectos de conservación hasta 2015.

Ramos también ha citado, por ejemplo, el trabajo de la Fundación Biodiversidad, dependiente del propio Ministerio, con diferentes iniciativas para promover los empleos medioambientalmente sostenibles.

“Uno de los grandes retos que asume este organismo del Ministerio es la creación de empleo y la dinamización de la actividad económica en los sectores vinculados con el medio ambiente, intentando conciliar de esta forma la protección del patrimonio natural con el crecimiento económico”, ha afirmado Ramos.

Para ello, dispone del Programa Empleaverde, creado en 2007 y cofinanciado por el Fondo Social Europeo, y cuyo objetivo es impulsar la creación de más de un millar de nuevas pequeñas y medianas empresas “verdes” beneficiando a un total de 50.000 personas. En la edición del programa de este año ha incorporado por primera vez la posibilidad de que entidades con ánimo de lucro presenten sus iniciativas, una nueva línea de acción destinada a proyectos de emprendedores.

Por otro lado, la Red Emprendeverde de la Fundación, ya con más de 3.000 miembros, adjudica en cada convocatoria premios económicos entre los planes de negocio presentados, y se organizan foros de inversión para colaborar con los inversores y financiadores que confían en la Red como vehículo para proponerles oportunidades de inversión en negocios verdes.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de