En el proyecto SuperSmart colaboran nueve entidades de Alemania, Bélgica, Francia, Italia, Macedonia, Noruega, Suecia y España, según ha comunicado el Centro de Información y Red de Creación de Empresas (CIRCE), que será el encargado en España de la formación de técnicos y responsables para trasladar a sus respectivos establecimientos las medidas de eficiencia más adecuadas. El 4 % del consumo eléctrico europeo corresponde a los supermercados y la mayoría de ese porcentaje es representado por el sistema de refrigeración.

Ecoetiqueta

Dentro de las actividades previstas en este plan, se encuentra el diseño de una ecoetiqueta europea que fomentará la integración de tecnologías más eficaces y respetuosas con el medio ambiente, reduciendo así el impacto ambiental de su actividad.

Con ello, estas entidades conseguirán con la ecoetiqueta aumentar los beneficios económicos y proporcionar un valor añadido a sus productos diferenciándoles de la competencia.

Ahorro energético

Con la aplicación de estas mejoras se prevé que se ahorrarán alrededor de 500 gigavatios hora (GWh)/año durante los tres primeros años y esos ahorros seguirán en crecimiento exportando estas medidas a otros establecimientos de Europa.

El objetivo es concienciar a los profesionales del sector de supermercados con el desarrollo de material de formación, realización de talleres, conferencias y actividades de difusión esperando llegar a formar a más de 2.500 profesionales en toda Europa.

El proyecto SuperSmart contará con la colaboración de la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (ACES), según el comunicado, que ha mostrado interés en dar a conocer las buenas prácticas existentes y en participar en el desarrollo de los criterios de la nueva ecoetiqueta europea. 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de