Concretamente, con estas ayudas se prevé eliminar cultivos leñosos de secano situados en una franja de 500 metros alrededor de los terrenos forestales, incluidos los parques naturales de la Comunidad sin utilizar el fuego.

Lo que se pretende es evitar las quemas controladas en zonas cercanas a la masa forestal de la Comunidad para prevenir al máximo la posibilidad de que se produzcan posibles incendios forestales a consecuencia de quemas descontroladas o improvistos que pudieren surgir en la eliminación de esta materia.

Estas ayudas, que entran en vigor, al día siguiente de su publicación en el DOCV, están subvencionadas por el FEADER en un 59,69%, por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino en un 48,80% y por la Generalitat en un 0,51%.

El total, las subvenciones ascienden a un total de 70.684,52 euros, de los cuales 59.110,62 euros irán destinados a la provincia de Valencia, que cuenta con 64 beneficiarios. Además, se destinarán en la provincia de Alicante ayudas a seis beneficiarios por un importe de 8.794,4 euros, mientras que en la de Castellón se otorgarán 2.779,5 euros a siete beneficiarios.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de