El compromiso de España con el desarrollo internacional descendió cuatro puestos, según los resultados de la nueva edición del Índice de Compromiso con el Desarrollo publicados este martes.

Esto nos coloca en el puesto 16º de esta clasificación que mide y compara a los 27 países más ricos del mundo. La caída en el índice, elaborado con datos de 2017, viene causada principalmente por la baja cantidad y calidad de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) española.

El resultado confirma, una vez más, lo que viene advirtiendo la sociedad civil desde hace años, que la cantidad y calidad de la ayuda española ha caído en picado. Esto es algo que deberá atajar el nuevo Gobierno si quiere cumplir con las expectativas creadas hasta ahora con la elaboración del Plan de Acción para la Agenda 2030.

En este se marcó explícitamente como objetivo “la revitalización y recuperación de la cooperación española como una política pública fundamental en la implementación de la Agenda 2030” como un compromiso del Gobierno de España, recuperando una cooperación española que fue desmantelada por el anterior Gobierno durante los años de la crisis económica.

Por debajo de la media

“España se coloca por debajo de la media en las cuatro dimensiones de calidad de la ayuda bilateral [valoradas en la elaboración del índice]: maximización de la eficacia fomento de las instituciones, reducción de la carga y transparencia y aprendizaje”, dice el Center for Global Development (CGD), el think tank estadounidense autor del índice, sobre las razones que han llevado a España a puntuar tan bajo.

La primera oportunidad que tendrá el nuevo Gobierno para revertir esta tendencia será en el borrador de Presupuestos que presente en las próximas semanas ante el Congreso de los Diputados. En ellos, deberá reflejar unas partidas de AOD ambiciosas y coherentes con los compromisos de España en esta materia.

En tanto, el resto de partidos también podrán demostrar su compromiso con el desarrollo presentando y votando enmiendas que vayan encaminadas en esta dirección. Cualquier paso atrás vendrá a reafirmar la decepcionante tendencia que ya muestra el ránking del CGD.

La relevancia de este índice se debe a que integra el análisis de más de 100 indicadores para un amplio abanico de políticas públicas con impacto en desarrollo: ayuda al desarrollo, finanzas, tecnología, medio ambiente, comercio, seguridad y migraciones. El componente en el que mejor puntúa España (cuarta posición) es en el financiero, debido a su contribución a la transparencia financiera y contra el secreto bancario.

Espacio de mejora

El CGD también señala dónde tiene España más espacio de mejora. En el componente de seguridad el índice señala que, a pesar de que ha ratificado los nueve principales acuerdos internacionales sobre seguridad, las exportaciones españolas de armas lastran su puntuación. Una tendencia que parece que continuará tras la decepcionante gestión del Gobierno de Pedro Sánchez en la venta de bombas de alta precisión a Arabia Saudí.

Además, España ocupa la última posición –compartida con Portugal, Alemania y Dinamarca– en la calidad de sus acuerdos internacionales de inversión. Son los únicos cuatro países de la OCDE que no han incorporado aún ningún contenido en sus acuerdos para favorecer el desarrollo sostenible a través de la inversión extranjera de sus empresas.

En contraposición, el país que lidera el ránking es Suecia. Arrebata el primer puesto a Dinamarca, que este año ocupa la segunda posición, seguidos por Alemania y Finlandia.

En la parte baja de la tabla Corea del Sur vuelve a ocupar el último puesto entre los países más ricos del planeta, con pésimas puntuaciones en todos los componentes excepto en tecnología, donde registra un primer puesto que se hace insuficiente a la hora de compensar su bajo compromiso en el resto de políticas públicas analizadas.

El Índice de Compromiso con el Desarrollo se une a una lista de iniciativas, nacionales e internacionales, que monitorean el comportamiento de los Estados en relación con sus compromisos adquiridos en materia de desarrollo sostenible. La semana pasada se presentaba Índice ODS de SDSN-REDS de este año y en los próximos meses se presentará la nueva edición del Índice de Coherencia de Políticas para el Desarrollo.

Fuente: EL PAÍS / MARÍA V. PAÚL Y JAVIER PÉREZ (CIECODE),

Artículo de referencia: https://elpais.com/elpais/2018/09/18/3500_millones/1537258192_302978.html,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de