Estudios anteriores ya han demostrado que los habitantes de las ciudades tienen un mayor riesgo de enfermedades psiquiátricas como la depresión, los trastornos de ansiedad y la esquizofrenia, en comparación con los habitantes que viven en el campo.

Al comparar ambos cerebros según el lugar de residencia, se aprecian niveles más altos de actividad en la amígdala de las personas que viven en ciudades que en las que viven en el campo. La amígdala cerebral juega un papel importantísimo en el procesamiento del  estrés y las reacciones al peligro.

Así que los científicos se preguntaron qué factores podrían tener una influencia protectora para las personas que viven en las urbes.

Por ello, un equipo de investigación, liderado por la psicóloga Simone Kühn analizó qué efecto tenía la naturaleza cerca de las viviendas, como por ejemplo un bosque, un parque o incluso una zona baldía, en regiones cerebrales que procesan el estrés, como la  amígdala.

Campo y ciudad

«La investigación sobre la plasticidad del cerebro respalda la suposición de que el entorno puede dar forma a la estructura y función del cerebro. Por eso nos interesan las condiciones ambientales que pueden tener efectos positivos en el desarrollo del cerebro. Los estudios con participantes rurales ya han demostrado que vivir cerca de la naturaleza es buena para la salud y bienestar mental. Por lo tanto, decidimos examinar a los habitantes de la ciudad», explica Simone Kühn, líder del trabajo.

Los expertos encontraron una asociación entre el lugar de residencia y la salud del cerebro. Concretamente, los habitantes de las ciudades que vivían cerca de un bosque tenían más probabilidades de mostrar indicadores de una estructura de amígdala fisiológicamente saludable y, por lo tanto, más capaces de sobrellevar el estrés, que los que no tenían cerca ni rastro de naturaleza.

Este efecto se mantuvo estable cuando se controlaron las diferencias en las calificaciones educativas y los niveles de ingresos. Sin embargo, no fue posible encontrar una relación positiva entre las regiones cerebrales examinadas y la presencia de un parque o una tierra baldía. 

Aunque no sea posible distinguir si vivir cerca de un bosque realmente tiene efectos positivos en la amígdala o si las personas con una amígdala más saludable son más propensas a seleccionar áreas residenciales cerca de un bosque, los investigadores consideran que la primera explicación es la más plausible.

Participantes del estudio

Los voluntarios, un total de 341 adultos de entre 61 y 82 años de edad, pertenecen al Berlin Aging Study II (BASE-II), un estudio longitudinal más amplio que examina las condiciones físicas, psicológicas y sociales para un envejecimiento saludable. Además de realizar pruebas de  memoria y razonamiento, también realizaron escáneres de imagen por resonancia magnética.

«Nuestro estudio investiga por primera vez la conexión entre las características de planificación urbana y la salud del cerebro», aclara Ulman Lindenberger, coautor del estudio. Teniendo en cuenta que para 2050, se espera que casi el 70% de la población mundial viva en ciudades, estas conclusiones podrían ser relevantes para la planificación urbana.

Fuente: Muy Interesante,



0 0 votes
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest

2 Comments
más antiguo
el más nuevo más votado
Inline Feedbacks
View all comments
Mario
2 años ago

Llevamos tiempo haciendo proyecto de turismo rural. Es una actividad que no ha parado de crecer. Si no se tiene el dinero para realizar las altas inversiones necesarias para la adquisición de la propiedad y la reforma, se puede pensar en gestionar la casa o casas rurales del propietario o alquilar alguna casa rural de los ayuntamientos. También trabajamos con nuevos productos turísticos prefabricados que abaratan la posibilidad de crear tu propio hotelito.
Últimamente hemos ampliado el rango de nuestro trabajo pasando de realizar estudios de viabilidad, análisis de subvenciones, desarrollo de nuevos modelos de negocio, arquitectura, etc de proyectos turísticos a otros proyectos como por ejemplo estudios de viabilidad de granjas de avestruz, olivares, centros educativos, viveros de empresas, explotación de granjas de arándanos, empresa de guías para realización de visitas turísticas a las bodegas de la zona, granjas de caracoles para producir cosméticos, etc. con ello quiero decir que el campo presenta una gran variedad de nuevas y viejas oportunidades. También requiere como en la ciudad de grandes conocimientos y de una alta cualificación si se desea emprender algún negocio. Pero esto es como la vida misma, si un ingeniero industrial no sabe de gestión de huertos, los tomates no le van a crecer o si quiera aparecer.
Bueno, que me voy por las ramas, donde quiero llegar es que viendo todas estas oportunidades que presenta el campo he creado una web que se llama https://www.yomevuelvoalcampo.com . Aqui se puede tener acceso a anuncios/oportunidades de viviendas, solares, herramientas, maquinaria ayudas y subvenciones, Ayuntamientos que ofrecen algunas ventajas para repoblar, etc. Creo que puede ser bastante útil para encontrar un lugar, servicios, personas, etc que puedan ayudar a las personas con tus inquietudes a lanzarse. Siempre consciente de que la vida en el campo no hay que idealizarla. Puedes mejorar tu calidad de vida porque la vivienda por ejemplo es mucho más barata que en la ciudad, pero efectivamente compartimos que la pregunta no es qué puede hacer el campo por ti, sino mas bien…tú por el campo.

Josep Ribés
Josep Ribés
1 año ago

Pues es necesario crear cinturones boscosos y arboledas en los ríos.