Una investigación llevada a cabo por científicos de la Universidad de Bristol (Reino Unido) ha descubierto que las primeras plantas adaptadas a la vida terrestre aparecieron hace unos 500 millones de años.

Durante los primeros 4.000 millones de años de la historia de la Tierra, los continentes de nuestro planeta habrían estado desprovistos de toda vida excepto por los microbios.

Todo esto cambió gracias al origen de las plantas terrestres, tiñendo de verde los continentes y creando hábitats que los animales invadirían posteriormente abandonando el mar. Y creíamos que este momento se había producido hace alrededor de 420 millones de años.

El estudio, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), indica que este evento ocurrió unos 100 millones de años antes de lo que se creía, cambiando la percepción de la evolución de la biosfera de la Tierra.

Las plantas conforman elementos cruciales en la evolución del planeta, pues han contribuido al desgaste químico de las rocas continentales, un proceso muy relevante en el ciclo del carbono que ha regulado la atmósfera y el clima de la Tierra a lo largo de millones de años.

Datación

El equipo de científicos utilizó la metodología del “reloj molecular”, que combinó evidencias sobre las diferencias genéticas entre las especies vivientes y los fósiles en sus ancestros compartidos, para establecer una escala de tiempo evolutiva que ve a través de las brechas en el registro fósil, esto es, analiza las diferencias genéticas para establecer un período de evolución más preciso.

“La propagación global de las plantas y sus adaptaciones a la vida en la tierra condujo a un aumento de las tasas de intemperismo continental (alteración de las rocas en su estado natural) que finalmente resultó en una disminución dramática de los niveles de dióxido de carbono del gas de efecto invernadero en la atmósfera y el enfriamiento global”,explica Jennifer Morris, coautora del trabajo.

Así, la investigación demuestra que las edades fósiles previas subestiman los orígenes de las plantas terrestres, por lo que habría que revisar estos modelos evolutivos.

“El registro fósil es demasiado escaso e incompleto como para ser una guía confiable para fechar el origen de las plantas terrestres. En lugar de basarnos solo en el registro fósil, usamos un enfoque de reloj molecular para comparar las diferencias en los genes de las especies vivientes: estas diferencias genéticas relativas se convirtieron luego en edades al utilizar las edades fósiles como un marco flexible”, aclara Mark Puttick.

A la luz de los resultados, el antepasado de las plantas terrestres estaba vivo en el Período Cámbrico medio. “Nuestros resultados muestran que el ancestro de las plantas vivientes ya existía en el período cámbrico medio, algo similar a la edad de los primeros animales terrestres conocidos”, indicó Puttick.

Fuente: Sarah Romero / Muy Interesante,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de