PIXABAY

La NASA está estudiando el Sol con diferentes misiones, entre las que se encuentra la Parker Solar Probe (Sonda Solar Parker), una rápida nave espacial que se está dirigiendo en estos momentos hacia la aproximación más cercana al Sol de la historia, que se producirá el 21 de noviembre.

La nave espacial, que fue enviada rumbo al Sol en agosto de 2018, romperá todos los récords en cuanto a distancia y velocidad, incluso los suyos propios, cuando consiga acercarse a unos 5,3 kilómetros respecto a la superficie del Sol, alcanzando velocidades de hasta 163 kilómetros por segundo, como indican desde la NASA.

Esta misión está permitiendo hacer descubrimientos hasta ahora desconocidos: “Estamos observando cantidades de polvo más altas de lo esperado cerca del Sol”, dijo Nour Raouafi, científico del proyecto Parker Solar Probe en el Laboratorio de Física Aplicada (APL) de Johns Hopkins. “Lo emocionante de esto es que está mejorando enormemente nuestra comprensión de las regiones más internas de nuestra heliosfera, brindándonos una idea de un entorno que, hasta ahora, era un misterio total”.

Características de la Parker Solar Probe

“Diseñamos materiales y componentes que sobreviven a los impactos de polvo a hipervelocidad y los efectos de las partículas aún más pequeñas creadas en estos impactos”, dijo Jim Kinnison, ingeniero de sistemas de la misión Parker Solar Probe en APL. “Modelamos la composición y los efectos del entorno de polvo, probamos cómo reaccionan los materiales a las partículas de polvo e instalamos sistemas a bordo tolerantes a fallas que mantienen a Parker Solar Probe a salvo en esta región inexplorada”.

Como indica la NASA en su comunicado, el equipo de la nave espacial ha notado que ocasionalmente, las cámaras de seguimiento de estrellas utilizadas como parte del sistema de guía y control ven la luz reflejada del polvo y las partículas que se rompen y que pueden interrumpir momentáneamente su capacidad para ver las estrellas. Sin embargo, esto no compromete la seguridad de las operaciones de la nave espacial o de los instrumentos, y los rastreadores de estrellas no son el único método de la nave espacial para controlar dónde apunta.

Sol

De este modo, el software de guía y control utiliza datos de los rastreadores de estrellas en conjunto con una unidad de medición inercial y sensores de rama solar para mantener el Sistema de Protección Térmica , el escudo térmico, apuntando hacia el Sol.

“Debido a que el sistema se construyó para ser robusto y altamente autónomo, la pérdida de datos de cualquier fuente no afecta la capacidad de controlar la actitud de la nave espacial y, en el peor de los casos, puede funcionar indefinidamente solo con los sensores solares de extremidades que esté atento a la iluminación solar inesperada en la nave espacial debido a errores de actitud”, dijo. “Con PSP ahora en su décima órbita alrededor del Sol, la nave espacial está demostrando que puede manejar este inesperado ambiente de polvo”.

Fuente: 20minutos,

Artículo de referencia: https://www.20minutos.es/noticia/4894049/0/asi-es-nave-espacial-mas-rapida-historia-rozara-sol/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de