Hace unos meses, un grupo de científicos anunció la detección indirecta del agujero negro más cercano a la Tierra en el sistema estelar HR 6819 y afirmaron que se trata de un sistema triple conformado por una estrella Be y una B3 III, que orbita dicho agujero negro en 40 días. Sin embargo, esta semana, los expertos de la Universidad Estatal de Georgia Douglas Gies y Luqian Wang han llegado a una conclusión que rompe sus esquemas y han determinado que no tiene esa estructura.

Desde los primeros espectros del sistema estelar HR 6819, los científicos identificaron esta fuente como una estrella Be brillante de tipo temprano: una estrella caliente con líneas de emisión, probablemente debido a la acumulación de un disco de material circunestelar.

Sin embargo, los estudios realizados en la década de 1980 revelaron líneas de absorción estrechas inesperadas en los espectros de esta, y un estudio de 2003 mostró que dichas líneas se movían con el tiempo. Esto indicó que, aunque no fue posible resolverlos ópticamente, había dos componentes de HR 6819: una estrella Be que no mostraba ningún movimiento obvio y una estrella B3 III en una órbita de 40 días.

Agujero negro

En mayo de 2020, los expertos anunciaron una respuesta al acertijo: HR 6819 debe ser en realidad un sistema triple. La estrella B3 III, argumentaron, está orbitando un agujero negro de masa estelar y la estrella Be es una compañera terciaria distante, que orbita demasiado lentamente para tener un movimiento detectable. Un agujero negro que necesitaría pesar más de 4 masas solares y a solo 1.120 años luz de distancia de la Tierra, con lo que se convierte en el más cercano a la misma.

Un nuevo estudio, publicado en The Astrophysical Journal Letters, argumenta que HR 6819 no es un sistema triple, después de todo. En cambio, es un binario simple, que consta solo de los dos componentes conocidos: la estrella Be y la estrella B3 III.

Si HR 6819 es simplemente un binario, entonces la estrella B3 III debería mostrar un movimiento orbital reflejo con el mismo período de 40 días, pero este podría ser pequeño y difícil de detectar en los espectros complejos del sistema.

Así, a través de un modelo espectral cuidadoso, han mostrado que se puede ver que todo el disco se mueve hacia adelante y hacia atrás en un período de 40 días, exactamente como se esperaba para el movimiento orbital reflejo. Este es aproximadamente un orden de magnitud menor que el de la estrella B3 III, razón por la cual no fue detectado previamente.

Fuente: 20minutos,

Artículo de referencia: https://www.20minutos.es/noticia/4423171/0/conclusiones-agujero-negro-cercano-tierra/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de