Reino Unido podrá ser el primer país del mundo en hacer obligatorias las reducciones de emisiones de gases de efecto invernadero en un 80% hasta 2050. La futura ley de cambio climático, que establece un objetivo de reducción anual, comienza a debatirse en el Parlamento británico esta tarde.

Después de tres años y medio de campaña, y gracias al apoyo de cientos de miles de personas, el Secretario de Estado de Cambio Climático y Energía del Gobierno Británico ha anunciado que la ley cubrirá las emisiones de todos los sectores, incluyendo la aviación y el transporte marítimo.

Es un paso decidido después de que el pasado 16 de octubre el gobierno decidiera que el objetivo de reducción de emisiones para 2050 pasara del 60% al 80%. Una gran mayoría de parlamentarios han respaldado que la ley de cambio climático sea aún más fuerte y se espera que den su apoyo a la votación de enmiendas que tiene lugar hoy.

La propuesta legislativa, que adquirirá rango de ley el próximo mes de noviembre, pone al Reino Unido en la primera posición a nivel mundial obligándose a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

La campaña The Big Ask, de Amigos de la Tierra en Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte comenzó hace tres años, y ha conseguido que más de 200.000 personas contacten con sus representantes políticos en apoyo a una ley de cambio climático.

La campaña ha contado con la participación de personajes públicos, como el líder de Radiohead, Thom Yorke que también ha celebrado el anuncio del gobierno:

“Hace 3 años, cuando colaboré con Amigos de la Tierra en el lanzamiento de la campaña, aún había controversias con personas que negaban el cambio climático. Ahora el Reino Unido tendrá la primera legislación mundial que le haga frente. Es un paso de gigante en la dirección correcta, porque ahora podemos actuar conjuntamente en ponerle una solución. Soy una de las cientos de miles de personas que han pedido una legislación al gobierno”.

Ahora se espera que otros gobiernos europeos actúen con legislaciones similares. Para ello la campaña ha sido lanzada en 16 países europeos y en Japón para pedir a ciudadanos y ciudadanas que contacten con sus gobiernos y exijan una ley de cambio climático.

Las últimas predicciones científicas revelan que los países industrializados deben reducir sus emisiones al menos un 80% antes de 2050 si queremos evitar los efectos devastadores del cambio climático. Además es necesario que aseguren ayuda suficiente a los países más pobre y vulnerables.

La campaña europea The Big Ask tiene por objetivo conseguir que la Unión Europea y los países miembros se comprometan a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 30% en 2020 y un 90% en 2050. En España la campana tienen el nombre de S.O.S. Clima y fue lanzada por Amigos de la Tierra el pasado mes de febrero. Más información sobre la campaña en www.sosclima.org