PIXABAY

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha subrayado la necesidad de acometer “políticas valientes y realistas, que protejan los intereses estratégicos de la costa” española y que a la vez ayuden a afrontar los desafíos del cambio climático.

Ribera ha participado este martes en la presentación del proyecto para la preparación del Plan Estratégico Nacional para la Protección de la Costa, considerando los Efectos del Cambio Climático, y la apertura del proceso de consultas de un proyecto destinado a mejorar los 10.000 kilómetros de costa española que se ven amenazados, ha dicho la vicepresidenta, por el cambio climático, la subida del nivel del mar y la actividad humana.

En su intervención Ribera ha recalcado la importancia de integrar a los agentes económicos y sociales y a las administraciones en la elaboración de este Plan Estratégico, del que ha dicho que “próximamente saldrá un borrador” y que ahora abre su periodo de consultas.

Un plan participativo

Según Ribera, el Plan Estratégico recogerá las líneas maestras para la gestión de la costa española y servirá para establecer los “criterios metodológicos” necesarios para su protección y su correcta gestión, teniendo en cuenta, ha dicho, que se trata de un espacio en el que habita aproximadamente el 35% de la población española.

La costa, ha continuado la ministra, alberga una riqueza económica y social que se está viendo afectada por “desafíos” naturales y humanos que hacen necesario acometer una “estrategia integrada” en la que todos los agentes implicados han de ir juntos para que sea más efectiva.

Ha recordado que España ha tenido en el pasado un modelo económico en sus costas caracterizado por la excesiva explotación de recursos, unido a que en la década de los años 90 el nivel del mar subió 8 centímetros, en gran parte debido al deshielo pero también a la expansión en tierra, a la acidificación del mar y a otros fenómenos que “aconsejan a adoptar nueva dinámica” para proteger este entorno. 

Actuaciones en más de 20 provincias de costa

En la presentación del proyecto ha intervenido el subdirector general para la Protección de la Costa (DGCM), Ángel Muñoz, quien ha incidido en la gran importancia de la “planificación” de este plan, que comenzó en septiembre de 2020 y se prevé que finalice en 2022, y que implicará actuaciones en más de una veintena de provincias costeras, además de Sevilla, Ceuta y Melilla.

Según ha explicado Muñoz, algunas estrategias ya han finalizado como la del Maresme (Barcelona), sur de Castellón, sur de Valencia, Granada o Huelva, mientras que otras situadas en las provincias de Cádiz, Málaga y Almería se desarrollarán a lo largo de este año y una más, en las Islas Baleares, se prevé para 2022.

A su juicio, este Plan es un instrumento para incrementar la resiliencia de la costa española al cambio climático y a la variabilidad climática mediante una “gestión sostenible adecuada y eficaz” y para ello ha urgido conocer y caracterizar los problemas actuales de protección costera y aprender de buenas prácticas.

La consulta publica, que arranca mañana, estará determinada por los impactos climáticos relacionados con la erosión, las inundaciones, los impactos antrópicos sobre el medio natural y los problema de la gobernanza, entre otros, que sufren estas áreas del litoral, de las que se pretende garantizar su buen estado de conservación.

Fuente: EFE VERDE,

Artículo de referencia: https://www.efeverde.com/noticias/ribera-reclama-politicas-valientes-realistas-costa-espanola/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de