Los coches, autobuses y camiones emiten contaminantes y gases invernadero que acrecientan el calentamiento. Además los investigadores descubrieron que la quema de los biocombustibles caseros, principalmente madera y estiércol de los animales para la calefacción del hogar y la cocina contribuyen, en segundo lugar, al calentamiento.

Y el tercer agente que más contribuye al aumento de la temperatura del planeta es el crecimiento de cabezas de ganado, particularmente, por la producción de metano.

En el otro lado del espectro, el sector industrial emite una proporción tan alta de sulfatos y otros aerosoles enfriadores que realmente contribuyen a un aumento significativo del enfriamiento del sistema. La quema de biomasa – que ocurre principalmente como resultados de los incendios forestales tropicales, la deforestación, los incendios de la sabana y arbustos- emiten gran cantidad de partículas de carbón orgánicas que bloquean la radiación solar.

Este enfoque identifica los sectores para los cuales las reducciones serán más beneficiosas para el clima y aquellos para los que podrían producir consecuencias no deseadas y parece claro que reducir el tráfico privado en las ciudades se convierte en un elemento clave en la lucha contra el cambio climático.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de