Los árboles urbanos crecen más rápido que los rurales 

El inusual crecimiento de los árboles en ambientes urbanos ha sido demostrado por primera vez en un estudio de gran alcance, en el que un equipo liderado por científicos de la Universidad Técnica de Munich (Alemania) ha contrastado datos de 1.400 árboles en 10 grandes ciudades (entre ellas, Paris, Berlin, Santiago de Chile y Brisbane). Los resultados de esta investigación han sido publicados en la revista Scientific Reports (edición on line del 13 de noviembre).

“Si bien los efectos del cambio climático en el crecimiento de los árboles en los bosques han sido ampliamente estudiados, hasta ahora hay poca información disponible para los árboles urbanos”, ha explicado el profesor Hans Pretzsch de la Universidad Técnica de Munich.

Uno de los motivos del estudio liderado por el profesor Pretzsch es la tendencia predominante hacia la urbanización global. Según los cálculos de Naciones Unidas, se espera que la población urbana en todo el mundo aumente en más del 60% en el horizonte de 2030.

Los árboles urbanos mejoran el clima en las ciudades y contribuyen al bienestar y la salud de los habitantes de las ciudades; por tanto, estudios como el que ahora se presenta ayudan a entender el futuro de la vegetación y la salud humana en las ciudades.

Se recogieron y analizaron muestras de duramen de las metrópolis de Berlín, Brisbane, Ciudad del Cabo, Hanoi, Houston, Munich, París, Prince George, Santiago de Chile y Sapporo. Las ciudades fueron seleccionadas para cubrir diferentes zonas climáticas. El espectro varió de climas boreales a templados, mediterráneos y subtropicales. En total, el equipo de investigación se centró en 1.400 árboles, en su mayoría maduros. Una especie arbórea típica y predominante fue seleccionada para cada ciudad y examinada tanto en el centro de la ciudad como en las áreas rurales circundantes.

”Podemos demostrar que los árboles urbanos de la misma edad son más grandes en promedio que los árboles rurales porque los árboles urbanos crecen más rápido”, detalla el profesor Pretzsch. La observación adicional mostró que la diferencia relativa en el tamaño entre los árboles urbanos y rurales disminuye con el aumento de la edad, pero sigue siendo relevante. “Si bien la diferencia asciende a alrededor de un 25% a la edad de 50 años, se sitúa en poco menos del 20% a los cien años de edad”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de