Las emisiones de óxido nitroso (N2O), un gas potente, que a menudo se pasa por alto, podrían duplicarse para el año 2050 y, por tanto, podrían socavar los avances logrados en la recuperación de la capa de ozono y agravar el cambio climático.

Reducir el N2O para proteger el clima y la capa de ozono, un nuevo informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), advierte que el óxido nitroso (N2O) es ahora la emisión más importante de una sustancia que agota el ozono y el tercero en importancia de los gases de efecto invernadero que se liberan a la atmósfera.

Pese a que el óxido nitroso está presente de forma natural en la atmósfera en cantidades insignificantes, las actividades humanas han ido incrementando sus concentraciones desde la revolución industrial.

En el informe del PNUMA se señala que con la determinación y el compromiso de actuar, es posible reducir las emisiones de óxido nitroso.

La reducción de las emisiones de óxido nitroso viene acompañada de importantes beneficios en lo que a los costos se refiere ya que las emisiones están relacionadas con diversos sectores económicos, entre ellos la agricultura, la fabricación de productos químicos, la producción de electricidad, el tratamiento de los desechos, el transporte y la producción pesquera.

Las ganancias serán un aumento de la productividad de los cultivos y la ganadería, la mitigación de la pobreza, la mejora de la salud humana y la reducción de la degradación ambiental.

Un estudio anterior citado en el informe indicó que para lograr un aumento general del 20% de la eficiencia en el uso del nitrógeno habría que invertir unos 12.000 millones de dólares por año, pero se ahorrarían alrededor de 23.000 millones de dólares por concepto de gastos anuales en fertilizantes.

Se podrían obtener beneficios adicionales para el medio ambiente, el clima y los seres humanos por un valor aproximado de 160.000 millones de dólares por año.

"Es preciso que todos pongamos manos a la obra para revertir el grave e importante aumento del nivel de N2O en la atmósfera", dijo Achim Steiner, Secretario General Adjunto y Director Ejecutivo del PNUMA. "El PNUMA trabaja en diversos ámbitos para apoyar los esfuerzos internacionales como parte de las actividades de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, desde catalizar el aprovechamientos de las energías renovables y la eficiencia energética hasta la ejecución de proyectos de adaptación en muchas partes del planeta".

"El PNUMA desarrolla también su labor por intermedio de múltiples acciones voluntarias que van desde acelerar los cambios en las políticas para lograr una economía verde integradora y eficaz en función de los recursos hasta la Coalición para el Clima y Aire Limpio para reducir las emisiones de contaminantes del clima tales como los hidroflourocarbonos (HFC), el metano y el carbono negro," dijo el Sr. Steiner.

"Aunque no abunda tanto en la atmósfera como el CO2 en cuanto a masa, el N2O tiene consecuencias desproporcionadas para el calentamiento atmosférico debido a sus propiedades radiativas y a su prolongada permanencia en la atmósfera, que alcanza cerca de los 120 años en promedio. La adopción de medidas para controlar esas emisiones puede ofrecer otra oportunidad para mantener el aumento de la temperatura media mundial por debajo de los 2ºC", añadió.

La mayor parte del agotamiento de la capa de ozono estratosférico registrado hasta la fecha se ha debido a los tristemente célebres clorofluorocarbonos (CFC) y a otros productos químicos halogenados (que contienen cloro y bromo).

Sin embargo, estos productos químicos – a diferencia del N2O – son ampliamente controlados por el Protocolo de Montreal, un tratado internacional diseñado para proteger la capa de ozono.

La agricultura es con mucho la fuente de emisiones antropógenas de N2O más importante, representa alrededor de las dos terceras partes de esas emisiones. Otras fuentes importantes de emisiones de N2O son la industria, y la quema de combustibles fósiles, la quema de biomasa y las aguas residuales.

En el informe se enumeran una serie de medidas específicas y prácticas en cada una de esas esferas.

El texto completo del informe puede descargarse de la siguiente dirección: http://www.unep.org/publications/ebooks/UNEPN2Oreport/



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de