Madrid quiso acompañar a las decenas de ciudades en todo el mundo que salieron a la calle contra el cambio climático, y además mostraron su apoyo a los activistas detenidos en Copenhague. Durante el acto 10 personas leyeron  el manifiesto de la organización, y luego se permitió a varios ciudadanos anónimos tomar la palabra para expresar la necesidad de realizar una movilización social sin precedentes para evitar un cambio climático peligroso.

Finalmente, la batucada cerró el acto emplazando a los presentes a acudir el próximo jueves a la Cuesta de Moyano a una vigilia con velas, dos días antes de que finalice la Cumbre de Copenhague.

Las organizaciones convocantes realizaron diez peticiones al Gobierno español. Entre ellas destacan: Un acuerdo jurídicamente vinculante en Copenhague, la reducción de las emisiones globales de CO2 antes de 2017, concesión de ayudas a la adaptación al cambio climático de los más pobres con el 0,2% del PIB adicional a los compromisos de ayuda al desarrollo, la reducción de la deforestación, y un consumo responsable para reducir la huella ecológica.

Además las organizaciones allí congregadas creen que la Unión Europea debe dar muestras de su liderazgo climático y asumir objetivos de reducción de emisiones ambiciosos, alineados con la ciencia climática, al mismo tiempo que ofrecer el apoyo financiero necesario para la lucha internacional contra el cambio climático.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de