Con la firma de este convenio, tanto las empresas firmante como las organizaciones se comprometen a defender el interés común asumiendo la responsabilidad de que “no podemos perder ni un segundo más en la lucha contra el cambio climático y sus efectos”, declaró José María Barreda, presidente de Castilla-La Mancha.

Objetivos

El objetivo de este acuerdo se basa, en la necesidad de fomentar la consolidación de un nuevo modelo de desarrollo económico, social y cultural de Castilla-La Mancha basado, principalmente, en la sostenibilidad y el Medio Ambiente como motores de crecimiento y progreso para la región.

El documento consta de un Decálogo de Compromisos y un Documento de Adhesión, y permanece abierto para que se adhieran todas las asociaciones, colectivos o ciudadanos que deseen participar de forma activa en las medidas de lucha contra el cambio climático.

“Un pequeño cambio en las temperaturas o una disminución de las precipitaciones en esta tierra, que ya está demasiado seca, pueden dañar seriamente nuestra economía y nuestro futuro”, advirtió el presidente.

No caben espectadores

Por su parte, el catedrático de Ecología de la Universidad de Castilla-La Mancha, José Manuel Moreno, declara que "en este partido no caben espectadores, sino actores comprometidos en hacer que nuestro planeta vuelva a estar regido por sus leyes y no por nuestro dominio".

Asimismo, anuncia que "con pactos como este se podría lograr el desarrollo ecológicamente sostenible para que todos vivamos en un mundo mejor".

Acuerdo conjunto

La elaboración del Pacto ha contado con la participación de los agentes sociales y económicos de Castilla-La Mancha, las Administraciones Locales, la Universidad regional, asociaciones de vecinos y consumidores, asociaciones agrarias y ecologistas, partidos políticos e, incluso, ciudadanos particulares.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de