PIXABAY

Una expedición científica española formada por seis personas, capitaneada por Ramón Larramendi, hará una travesía de mil kilómetros por el glaciar de Groenlandia a bordo de un ‘trineo’ empujado por el viento mediante cometas para recoger datos y muestras de hielo y aire en diferentes cotas para ver la evolución del cambio climático.

Cinco de los expedicionarios partirán mañana lunes, día 25, del aeropuerto de Barcelona en dirección a Copenhague para unirse a Larramendi, que viajó el pasado miércoles a Groenlandia, e iniciar la travesía, que durará entre tres y cuatro semanas dependiendo de las condiciones, el 5 de mayo.

Proyecto Trineo de Viento

Según ha explicado la química y divulgadora Lucía Hortal, jefa científica de la expedición SOS ARCTIC 2022, el grupo partirá desde cerca de la localidad de Narsarsuaq (Groenlandia) y describirá una travesía pionera por el glaciar de la isla danesa a bordo del que dicen que es «el primer vehículo polar cero emisiones», propiedad del Proyecto Trineo de Viento impulsado por Larramendi.

Hortal se encargará de coordinar las actividades científicas, una de ellas de la Universidad Autónoma de Madrid que lidera el proyecto Microairpolar-2, para estudiar cómo es la dispersión de los microorganismos por el aire, cómo se distribuyen por la geografía y su capacidad de mantenerse con vida.

Por otro lado, el Centro de Astrobiología (INTA-CSIC) asociado al Instituto de Astrobiología de la NASA testeará infraestructuras científicas orientadas a detectar vida en misiones de exploración planetaria, tomando el entorno glaciar de Groenlandia como terreno análogo al permafrost del norte de Marte o las lunas heladas Encelado y Europa. Además, tienen previsto durante la expedición continuar perfeccionando las capacidades técnicas y la aplicación científica del Trineo de Viento.

La multinacional tecnológica GMV -con sede en Madrid- , el ayuntamiento de Tres Cantos (Madrid), el canal de divulgación ‘MiDietaCojea’ y una serie de donaciones de particulares a través de una campaña de GoFundMe han patrocinado la expedición, promovida a través de la Asociación Exploración Polar

El trineo de viento, una especie de catamarán polar ideado por Larramendi, que está desarrollando desde 1999, actuará como un laboratorio móvil, que obtendrá además toda la energía que se necesite para mantener activos los equipos de investigación a través de placas solares.

Los expedicionarios

Los participantes en la expedición son, además de Larramendi, jefe de expedición, creador del Trineo de Viento y experto en travesías polares, Begoña Hernández, polarista licenciada en Ciencias Ambientales y técnico especialista en Medio Ambiente, Lucía Hortal, astrobióloga, química y comunicadora científica, encargada de los proyectos científicos, y Carlos Pitarch, experimentado alpinista con dos ochomiles), que es el fotógrafo y cámara oficial de la expedición.

Completan la expedición Markus Tobía, polarista, alpinista y guía de montaña y del Ártico; y Juan Manuel Sotillos, montañero y periodista especializado en montaña, viajes y aventuras

Aunque el Trineo de Viento ya ha efectuado once expediciones, esta es la primera vez que será ocupado por seis personas, ya que hasta ahora el número máximo de viajeros habían sido cinco, y probará también por primera vez una gran cometa nueva de 250 metros cuadrados. También ha aumentado el peso que arrastrará el trineo impulsado por el viento, que pasa de 1.900 a 2.200 kilos.

Fuente: EFE VERDE

Artículo de referencia: https://www.efeverde.com/noticias/expedicion-cientifica-groenlandia-trineo/



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de