PIXABAY

La segunda versión de la Encuesta Climática del Banco Europeo de Inversiones (BEI) 2020-2021 explora las actitudes y puntos de vista de las personas sobre el cambio climático.

Los resultados de esta publicación se centran en cómo la gente tiene la intención de luchar contra el cambio climático en 2021, a qué están dispuestos a renunciar para hacer frente a la crisis climática y cómo la pandemia COVID-19 está afectando sus hábitos de viaje e intenciones para luchar contra el cambio climático.

Así, el informe muestra que a los europeos les resultaría más fácil dejar de volar para luchar contra el cambio climático (40%, en comparación con el 43% en China y el 38% en Estados Unidos) que dejar de comer carne, comprar ropa nueva, poseer un coche o utilizar servicios de streaming de vídeo. Sin embargo, el 39% de los europeos y el 38% de los estadounidenses dicen que renunciar a su coche sería la opción más difícil.

En general, sólo el 10% de los chinos y el 19% de los europeos dicen que están haciendo cambios radicales en su estilo de vida para luchar contra el cambio climático, mientras que en Estados Unidos es el 27% de la población.

Los encuestados más jóvenes son considerablemente más propensos a creer que su comportamiento puede marcar una diferencia en la lucha contra el cambio climático en comparación con los encuestados más mayores en Europa y en los Estados Unidos, mientras que esta brecha no se observa en China.

La encuesta muestra que en la Unión Europea, el 77% de los jóvenes de 15 a 29 años cree que su comportamiento puede marcar la diferencia, en comparación con el 64% de los encuestados de 65 años o más. En los Estados Unidos, las cifras son del 75% de los jóvenes de 15 a 29 años, en comparación con el 56% de los encuestados de 65 años o más.

Viajes después de las restricciones

Una vez que se levanten las restricciones de viaje relacionadas con el COVID-19, el 37% de los chinos, el 22% de los europeos y el 22% de los estadounidenses dice que evitará volar debido a preocupaciones relacionadas con el cambio climático.

El 42% de los europeos asegura que se tomaría unas vacaciones en su propio país o en un país cercano para minimizar las emisiones de carbono. El 29% de los europeos (frente al 29% de los chinos y el 35% de los estadounidenses) dice que volverá a viajar en avión como lo hacía antes de la pandemia.

Cuando se les pregunta sobre COVID-19 y el transporte público, el 75% de los estadounidenses, el 71% de los chinos y el 67% de los europeos dice que actualmente tienen menos probabilidades de usar el transporte público porque están preocupados por su salud.

¿Qué preocupa más, el COVID o el cambio climático?

La mayoría de los encuestados (79% de los chinos, el 67% de los estadounidenses y el 58% de los europeos) dicen que están más preocupados por la situación actual y el futuro a corto plazo de la pandemia que por el impacto a largo plazo del cambio climático.

Fuente: Javier López de Benito / EnergyNews,

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/encuesta-cambio-climatico-del-bei/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de