El hecho se ha conocido cuando personal de ADIF avisó a los técnicos del proyecto Life Iberlince de la presencia del cadáver en la vía del tren.
 
Se trata de la segunda muerte no natural en 2014 del felino más amenazado del planeta. La primera ocurría la pasada semana (6 de enero), cuando moría atropellado otro lince en la N-420, en la zona de Azuel (Córdoba). 
Ambos animales se encuentran en el Centro de Análisis y Diagnóstico de la Fauna Silvestre (CAD) de la Junta de Andalucía donde se les está practicando la necropsia.
 
Luis Suarez, Responsable del Programa de Especies de WWF España, declara: “Es inaceptable esta sangría de muertes de linces en nuestras infraestructuras por la inacción del Ministerio de Fomento, en los mismos puntos negros ya señalados en reiteradas ocasiones. En estos dos casos, se trata de los tramos donde ya ha habido más muertes tanto de linces como de otras especies”. Y añade: “Desde WWF ya hemos enviado una carta de denuncia a la titular del Ministerio de Fomento solicitando acción inmediata para que 2014 no sea otro año negro para el lince como lo fue 2013, con un total de 14 atropellos”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de