En el Consejo de Medio Ambiente de la UE, celebrado ayer miércoles, los representantes de los Estados miembro han lanzado un mensaje a la Comisión Europea para salvaguardar las también conocidas como Directivas de la Naturaleza y mejorar su implementación. Consideran que es la mejor manera que alcanzar los objetivos de biodiversidad fijados para 2020. En estos momentos, la Comisión está evaluando la operatividad de las directivas, un proceso conocido como fitness check.

La evaluación de medio plazo realizada en octubre subrayó que la mayoría de las metas fijadas por la Estrategia de Biodiversidad de la UE no se lograrían si no se reforzaba el trabajo en los próximos cinco años.

La red de Natura 2000 de áreas protegidas, creada a partir de las Directivas de la Naturaleza, se considera un instrumento clave para conservar y proteger los ecosistemas pero, sin embargo, solo recibe entre el 10% y el 20% de la financiación que precisa para completo funcionamiento.

Los ministros señalan la implementación completa de las Directivas de Aves y Naturaleza como un elemento clave para alcanzar los objetivos de la estrategia, con especial énfasis en su aplicación.

“Las conclusiones del Consejo de Medio Ambiente de hoy expresan un mandato claro a la Comisión Europea: no pierdan tiempo y energía con una revisión destructiva de las Directivas de Naturaleza y centren su atención en lo que realmente importa: la adecuada aplicación e implementación de las normativa, el dramático déficit de financiación para la conservación y la necesidad de abordar los impactos negativos en agricultura”, indica Ariel Brunner, responsable de Política de BirdLife Europe.

Está previsto que el proceso de fitness Check de la Comisión Europea se complete a principios de año. Los resultados podrían anunciarse en abril de 2016.

SEO/BirdLife es el representante en España de BirdLife International, que aglutina a más de 120 organizaciones en todo el mundo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de