Durante su intervención parlamentaria de ayer, el Consejero de Medio Ambiente y Ordenación Territorial, Domingo Berriel, constató que, desde la aprobación del Catálogo de Especies Amenazadas en 2001, la comunidad científica ha intervenido en la evaluación de las especies que se ha realizado en las Islas.

Desde Coalición Canarias han detectado cambios en la biodiversidad de la región y por eso propusieron la modificación del Catálogo de Especies Amenazas Canario. Además han destacado que se ha realizado como una proposición de ley poder así instaurar un régimen jurídico sancionador.

Según Barriel, el informe elaborado en 2004 determinó que sólo 122 especies de las 366 incluidas en el Catálogo de 2001 fueron catalogadas como amenazadas. Un total de 44 fueron descartadas por no reunir una serie de requisitos necesarios para otorgarles la categoría de amenazadas.

El consejero aseguró, el pasado día 18 en el Parlamento, que en el estudio de 2004 participaron los científicos Alberto Brito, Marcos Báez y Pedro Oromí, por parte de la Universidad de La Laguna; así como Guillermo Delgado, en representación del Museo de Ciencias Naturales; José Naranjo, como portavoz del Jardín Canario Viera y Clavijo y el representante de la Sociedad Ornitológica Canaria, Eduardo García Reyes.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de