Dotados con un importe global de 101.000 euros, los Premios Fundación Biodiversidad reconocen la labor de emprendedores que hacen una decidida apuesta por la gestión sostenible de los recursos naturales, así como a comunicadores y creadores que contribuyen a implicar a la sociedad en la mejora del medio ambiente. Esta actuación está cofinanciada con fondos FEADER.

Así, en esta segunda edición, se animó a emprendedores, investigadores, organizaciones y a creadores a dar a conocer proyectos con los que hubieran ayudado a mantener los valores ecológicos del territorio, por la conservación del entorno y el desarrollo sostenible. Un jurado integrado por reconocidos profesionales del medio ambiente y de cada una de las disciplinas a concurso falló estos premios entre personas y organizaciones que, con su trabajo, han contribuido a crear empleo y bienestar sostenibles, así como a generar el cambio social y la implicación individual en una tarea que es de todos.

En este sentido, se ha reconocido la labor de emprendedores, investigadores y organizaciones que apuestan por la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad, así como a comunicadores y creadores que contribuyen a implicar a la sociedad en la mejora del medio ambiente.

Cabe destacar los datos de participación de esta segunda edición de los Premios Fundación Biodiversidad, en la que han concurrido más de 560 candidaturas. La modalidad “Fotografía”, con 333 trabajos recibidos, fue la más suscrita seguida por “Creación Literaria”, con 79 obras presentadas. 50 proyectos fueron los recibidos en “Conservación en Acción”; 40 documentales y cortometrajes; 31 reportajes periodísticos; 27 proyectos de emprendedores; y 8 iniciativas en “Lucha contra la contaminación marítima” completan la participación en este certamen.

Negocios sostenibles

En la modalidad Liderazgo e Innovación, se han premiado proyectos que aplican modelos de negocio basados en el uso sostenible de los recursos naturales, desarrollan actuaciones de conservación de la naturaleza o aplican técnicas innovadoras para luchar contra la contaminación del medio marino.

En concreto, se ha destacado la labor de los emprendedores de la empresa Porto-Muiños, en Cambre (A Coruña), que descubre nuevas especies de algas marinas alimentarias en la costa gallega. Porto-Muiños divulga el conocimiento de dichas algas al introducirlas en diversos productos dirigidos al restaurador y al consumidor y contribuye a conservar los bancos naturales de algas desarrollando su propio cultivo. Además, cabe destacar que la empresa cosecha de poblaciones silvestres el wakame, un alga procedente de Asia potencialmente invasora, contribuyendo al control de su población en las costas gallegas. También, lleva a cabo proyectos de investigación pioneros en el cultivo en mar de algas marinas alimentarias. Por todo ello, el jurado ha otorgado el primer premio de esta categoría a este proyecto.

El segundo premio de la modalidad “Emprendedores” ha recaído en Ecomanjar, una pequeña empresa familiar en la Lastras de Cuellar (Segovia), que produce, envasa y distribuye alimentos ecológicos revalorizando las producciones locales a partir del uso sostenible del entorno. Se ha valorado que a través de su actividad están generando empleo para la población local en un entorno socioeconómico difícil, que sufre la pérdida de capital humano por la falta de oportunidades.

Conservación de la biodiversidad

Por otra parte, en la modalidad “Conservación en acción” se ha reconocido con el máximo galardón la labor de la Fundación para la Conservación del Buitre Negro por la recuperación de esta especie en Mallorca, donde habita la última población insular en el mundo. Tras 25 años de dedicación y trabajo con la gente del campo, los empresarios turísticos y los propietarios de terrenos privados ha conseguido contribuir a mejorar el estado de conservación de la especie y reducir el grado de amenaza que sufría.

Como accésit se ha premiado la labor de la Fundación Global Nature en Palencia, con el proyecto Humedales de Tierra de Campos, que fue iniciado en 1993 con el objetivo fundamental de recuperar en el mayor grado posible los humedales esteparios presentes en la comarca y desecados a lo largo de la segunda mitad del siglo XX. Se basa en la recuperación ambiental de parte de los terrenos pertenecientes a los antiguos humedales mediante la realización de diversos acuerdos de custodia del territorio con los propietarios actuales de los mismos.

Lucha contra la contaminación

Finalmente, en la modalidad “Lucha contra la contaminación marítima y del litoral” el primer premio ha recaído en un sistema para depuración de residuos de la limpieza y evisceración del pescado, desarrollado por el Centro Tecnológico de Investigación Aplicada (TEAXUL S.A.) de Vigo. El jurado ha valorado el carácter innovador de esta iniciativa que permite la depuración de los residuos orgánicos (entre ellos el anisaki), procedentes de la limpieza y evisceración del pescado en los barcos de pesca, antes de enviarlos al mar.

El Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria, que ha desarrollado una metodología y unas herramientas numéricas para ser utilizadas en la gestión de derrames de hidrocarburos en el mar, ha visto reconocida su labor con el segundo galardón. El proyecto aborda un problema de gran envergadura, una de las principales causas actuales de contaminación del medio marino, para el que las herramientas actuales no están resultando eficaces. La iniciativa supone un novedoso avance en el desarrollo de herramientas que permitan anticipar y cuantificar los riesgos derivados de dichos derrames, como medio para articular los mecanismos más adecuados y ágiles de respuesta.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de