El pasado sábado 25 de mayo, el buque oceanográfico Vizconde de Eza, perteneciente al MAGRAMA, zarpó del puerto de Vigo rumbo al Gran Banco de Terranova para llevar a  cabo, durante los próximos tres meses, las campañas de investigación pesquera  denominadas Platuxa, Flemish Cap y Fletán Negro 3L, en el Área de Regulación de la  NAFO (Northwest Atlantic Fisheries Organization). En las campañas participará personal del equipo de Pesquerías Lejanas del Centro Oceanográfico de Vigo, además  de científicos del Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo y del Instituto Português do Mar e da Atmosfera (Lisboa) en la campaña Flemish Cap.

La campaña Platuxa es la primera y finalizará el 23 de junio en la División 3NO, a  continuación se desarrollará la campaña Flemish Cap en la División 3M, desde el 24 de  junio hasta el 28 de julio y, por último, la campaña Fletán Negro 3L rematará esta serie  de campañas con el regreso del barco a Vigo, alrededor del 26 de agosto. Las tres campañas se incluyen en el Programa Nacional de Recopilación, Gestión y Uso de los  Datos Pesqueros (PNDB), y por tanto están financiadas conjuntamente por la  administración española y la UE.

Este año se realiza la decimonovena edición de la campaña Platuxa. El responsable  científico de la campaña será el investigador José Luis del Río Iglesias y el personal  científico embarcado estará compuesto por cinco investigadores y técnicos del Instituto  Español de Oceanografía, dos universitarios en prácticas de Ciencias del Mar de la  Universidad de Vigo y siete observadores científicos. A ellos hay que sumar los 21 miembros de la tripulación del Vizconde de Eza.La organización y preparación de la campaña Platuxa está a cargo del Programa de  Pesquerías Lejanas del Centro Oceanográfico de Vigo desde su inicio, en el año 1995.

El objetivo general de la campaña es conocer la distribución y abundancia de las  poblaciones de peces de interés comercial para contribuir a la evaluación de sus estados,  tales como el bacalao, fletán negro, camarón, gallinetas, limanda, platija, mendo,  granaderos, y otros. Con este fin, todas las capturas se identifican a nivel de especie, y  se recogen datos de talla, sexo, peso y estado de madurez sexual. Además, se conservan  muestras de gónadas y otolitos para estudios de madurez y crecimiento, que son  procesadas al término de la campaña.

Asimismo se identifican y pesan todas las especies de invertebrados bentónicos, con el  fin de disponer de información básica de cara a la gestión ecosistémica de las pesquerías  de la zona. Por último, en todas las estaciones de muestreo se obtiene un perfil  hidrográfico para investigar las condiciones ambientales.

En la actualidad, esta campaña es la mejor fuente de datos independientes de la  pesquería comercial en el área prospectada y la información obtenida se utiliza en la  reunión del Consejo Científico de NAFO para evaluar los recursos pesqueros de interés  comercial en el Gran Banco de Terranova.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de