La gripe porcina o influenza porcina es una enfermedad infecciosa causada por un virus de la familia Orthomyxoviridae que ocasiona a menudo epidemias en poblaciones porcinas. Estas cepas virales son conocidas como virus de la influenza porcina o SIV y han sido clasificadas en Influenzavirus C ó alguno de los subtipos del género Influenzavirus A (siendo los más conocidos H1N1, H1N2, H3N1 y H3N2).

Las personas que trabajan con cerdos tienen mayor riesgo de infección en caso de que éstos porten alguna cepa viral que también sea capaz de infectar a los humanos. Los SVI pueden mutar en un estado que les permite ser contagiados entre humanos. Se cree que el virus responsable del brote de gripe porcina de 2009 ha sufrido de esta mutación.

La transmisión de la enfermedad se realiza por contacto a través de secreciones que contengan el virus. Infecta a muchas personas cada año, y se encuentra típicamente en aquellos que han estado en contacto con cerdos de forma ocupacional, aunque también puede producirse transmisión persona-a-persona.
Los brotes enferman a muchos animales pero la tasa de mortalidad es baja.

VACUNA

Hay cuatro fármacos diferentes aprobados en Estados Unidos para tratar la gripe, pero el nuevo virus ha mostrado resistencia a los dos más antiguos. El CDC recomienda el uso de Tamiflu y Relenza.

La vacuna de gripe de temporada utilizada este año probablemente no proporcionará protección contra este virus de gripe porcina. Existe una vacuna para cerdos, pero no para humanos.

Los fármacos antivirales para la gripe común que están disponibles en algunos países tratan la enfermedad de manera eficaz. Hay dos clases: los adamantanes y los inhibidores de neuraminidasa.

SÍNTOMAS

Los animales pasan dificultades respiratorias, tos y frecuencia respiratoria elevada, estornudos, temperatura basal elevada, descargas nasales, letargia, dificultades respiratorias y apetito reducido.
La excreción nasal del virus puede aparecer aproximadamente a las 24 horas de la infección. Las tasa de morbilidad es alta, aunque la mortalidad es bastante baja y la mayoría de cerdos se recuperan tras unos 5 o 7 días tras la aparición de los síntomas.

Los síntomas en seres humanos incluyen: fiebre, desorientación, rigidez en las articulaciones, vómitos y pérdida de la conciencia y muchas veces puede terminar en la muerte.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de