WWF ha presentado públicamente en Bruselas las primeras 100.000 firmas de ciudadanos de la UE ante los eurodiputados con la petición de que se introduzcan mejoras en la Reforma de la Política Pesquera Común para salvar los mares de Europa del problema de la sobreexplotación. Es clave recordar que el 75 por ciento de las pesquerías evaluadas están amenazadas por la sobrepesca y que se están perdiendo 3.000 millones de euros de ingresos potenciales por la incapacidad de gestionar las pesquerías de forma sostenible y mantener las poblaciones a niveles óptimos. De hecho, esto permitiría no sólo mantener, si no también incrementar notablemente el empleo en el sector.

En representación de quienes han participado en esta acción, ha viajado hasta el Parlamento Europeo Raúl Navarro, un joven voluntario sevillano de WWF, que ha trasladado su mensaje de preocupación por la situación de la pesca a los miembros del Parlamento Europeo.

En su exposición, Raúl Navarro, apuntó esta mañana: “Sueño con ser biólogo marino y no podré alcanzar esta meta si se destruyen los mares. No quiero tener que decirle a mis hijos que hubo una época en la que los océanos estaban llenos de peces, la gente pescaba y comía los productos frescos del mar”. Y concluye: “Pido a los eurodiputados que se aseguren que la reforma de la Política Pesquera Común le da un futuro sostenible a los caladeros europeos”. 

La organización tiene en marcha una acción online conjunta en sus oficinas europeas. La campaña, “Más peces, Más Vida”, cuenta ya con la participación de 100.000 ciudadanos. Su objetivo es conseguir 500.000 firmas a final de año. Con ellas, WWF hará llegar su voz para lograr que los Estados Miembro y el Parlamento Europeo mejoren esta propuesta y consideren incluir en el texto una batería de medidas.

Según Juan Carlos del Olmo, Secretario General de WWF, “La participación y el respaldo total de la ciudadanía es clave para que quienes toman las decisiones en la UE sean conscientes de su enorme responsabilidad en la gestión sostenible de los recursos pesqueros. De hecho, el futuro de los océanos y de la pesca en Europa está en sus manos”.

La propuesta de la Comisión Europea fue enviada al Parlamento para su revisión y adopción el pasado verano, y será debatida intensamente en los próximos meses.

Claves para mejorar la Reforma de la Política Pesquera Común:

  1. Establecer planes de gestión a largo plazo antes de 2015 para todas las pesquerías comerciales europeas. Hasta el momento, las cuotas de pesca se aprueban cada año, ignorando las recomendaciones de los científicos. Este sistema es difícil de controlar y, además, impide a las empresas planificar sus estrategias a futuro, por lo que se convierte en un obstáculo para la sostenibilidad.
  2. Lograr que los sectores implicados en la gestión pesquera participen de forma directa en la toma de decisiones, aunque siempre bajo metas ambientales comunes. De esta forma, se involucraría al sector pesquero, científico y a las ONG, logrando una gestión más consensuada y responsable.
  3. Conseguir que exista coherencia entre las políticas de pesca en aguas europeas y aguas no comunitarias. Así se aseguraría que las normas que la flota debe cumplir en la UE sean las mismas exigidas en aguas internacionales y de terceros países.


Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de