PIXABAY

Ballenas, delfines, manatíes, focas o nutrias marinas. Los mamíferos que viven en el mar destacan por su tamaño y majestuosidad pero, ¿por qué? Un equipo de investigadores de la Universidad de Stanford (Estados Unidos) reveló que el crecimiento de los mamíferos está más limitado en el agua que en la tierra y que deben ser grandes para poder sobrevivir en este hábitat.

La investigación, que fue publicada en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, detalla que los mamíferos marinos deben ser “lo suficientemente grandes como para mantenerse calientes, pero no tanto que no puedan encontrar suficiente comida”.

La supervivencia en el entorno, clave para entender el tamaño de los mamíferos

Un descubrimiento que contrasta con las teorías previas que sugerían que la presión sobre el tamaño corporal debía ser más relajada en agua, por “el gran entorno y la capacidad de los animales para flotar en lugar de tener que soportar su peso corporal sobre las piernas”destaca la Universidad de Stanford en un comunicado.

“Mucha gente ha visto que ir al agua es más liberador para los mamíferos, pero lo que estamos viendo es que en realidad es más restrictivo”, explicaba uno de los autores de la investigación, Jonathan Payne, profesor de ciencias geológicas en la Escuela de Tierra, Energía y Medio Ambiente de Stanford.

Esto quiere decir que “tienes que ser un gran mamífero en el agua, no tienes otras opciones”añade el experto en geología. Y esta es la razón principal por la que deben tener un tamaño mayor: la supervivencia en el medio.

Retener el calor en el agua, uno de los motivos principales

El equipo descubrió que el tamaño de estos mamíferos “está limitado en el extremo pequeño por la necesidad de retener el calor y en el extremo mayor por las dificultades para obtener suficiente alimento para sobrevivir”. En este sentido, aunque los mamíferos marinos tienen una forma corporal similar alargada, no están relacionados.

“Más bien, las focas y los leones marinos están estrechamente relacionados con los perros, los manatíes comparten ascendencia con los elefantes y las ballenas y los delfines están relacionados con los hipopótamos y otros mamíferos ungulados”, detallan en el comunicado.

Tener un tamaño más grande ayuda a estos animales acuáticos a retener el calor en el agua. “Cuando eres muy pequeño, pierdes calor en el agua tan rápido que no hay forma de comer suficiente comida para mantener el ritmo”, explicó Payne. Asimismo, el metabolismo aumenta con el tamaño más que la capacidad del animal para obtener alimentos.

“Básicamente, los animales son máquinas que requieren energía para funcionar. Esta necesidad de energía impone límites estrictos a lo que los animales pueden hacer y a su tamaño”, señaló McClain, coautor del estudio.

¿Cómo se relacionan las especies entre sí?

Para llevar a cabo la investigación, los expertos compilaron masas corporales de 3.859 especies de mamíferos vivos y de 2.999 fósiles. Basándose en este estudio, los expertos descubrieron que una vez que los animales terrestres llegan al agua evolucionan muy rápidamente hacia su nuevo tamaño.

“La clave es tener un árbol filogenético para comprender cómo se relacionan estas especies entre sí y la cantidad de tiempo que ha transcurrido entre diferentes eventos de ramificación evolutiva”, destacó otro de los autores principales, Will Gearty.

Así, “el árbol de las relaciones ancestrales nos permite construir modelos basados en datos de especies modernas para predecir cuáles habrían sido los tamaños corporales de los ancestros y ver qué trayectorias evolutivas encajan mejor con lo que vemos en la actualidad”, concluye.

Fuente: 20minutos,

Artículo de referencia: https://www.20minutos.es/noticia/4845304/0/por-que-los-mamiferos-marinos-son-tan-grandes/?autoref=true,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de